TENDENCIAS
12/03/2015 12:56 CET | Actualizado 12/03/2015 12:56 CET

Cómo sufren los pies de un 'runner' y cómo hay que cuidarlos

GETTY IMAGES

La pasión por correr trae consigo nuevos problemas (en la mayor parte de los casos estéticos) que, si bien no son graves, no deberíamos dejar pasar.

Cuando corremos, más allá de las articulaciones, los pies se llevan buena parte del impacto. Durante la práctica del ejercicio, la intensidad de la carrera hace que esta parte del cuerpo se vea obligada a soportar varias veces el peso del cuerpo. Y nuestros pies no están preparados para ello. El resultado de todo son las consabidas ampollas, rozaduras o papilomas que poco a poco van haciendo que éstos se vayan embruteciendo.

Para solucionarlo, además de tener mucho cuidado en la elección tanto de zapatillas como de los calcetines, debemos prestar especial atención a los hábitos de higiene. Luisa Lago, experta en estética en el centro que lleva su nombre, da unas directrices para corredores:

  • El fallo más común es cortar o limar demasiado las uñas. Los impactos de cada zancada provocan inflamación en los dedos, durezas y uñas encarnadas que pueden mejorar si estas últimas se mantienen siempre al ras del dedo. No más largas, pero tampoco menos.
  • Tampoco conviene eliminar en exceso las durezas de la planta del pie porque al hacerlo le privaremos de su almohadilla natural para amortiguar los golpes.
  • Es recomendable tratar las uñas con algún antifúngico específico porque los pies de un runner permanecen más tiempo de lo habitual humedecidos por el sudor.
  • Para favorecer la circulación una vez terminada la carrera, es recomendable utilizar algún producto (ya sea una crema o un jabón) que favorezca ésta. Lo hacen todos los que incluyen mentol.
  • En la rutina diaria, después de lavar los pies (y secarlos con especial atención entre los dedos), no debería faltar la aplicación de una hidratación extra, con alguna crema que contenga ácido úrico.

Trucos para no lesionarse al correr

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ve a nuestra portada   Síguenos en Facebook   Síguenos en Twitter

ESPACIO ECO