TENDENCIAS

El Festival de Cine de Cannes 2015, en cinco claves

13/05/2015 08:38 CEST | Actualizado 18/05/2015 15:51 CEST
FESTIVAL CANNES

Este miércoles arranca una nueva edición del Festival de Cine de Cannes. Quedan por delante por delante doce días de mucho cine, muchas celebrities y, sobre todo, mucho glamour. Para estar preparados, y que nada pille por sorpresa, resumimos algunas de las tendencias que marcarán el certamen de cine francés en su 68ª edición.

Selfies no, s'il vous plait

No nos imaginamos a Cate Blanchett, Rachel Weisz o Michael Caine, algunos de los grandes nombres que van a desfilar por la alfombra roja este año, siendo adictos al selfie hasta el punto de hacerse uno en su momento de gloria en La Croisette. Pero como al final siempre hay alguna estrella que se lo hace, desde el festival recomiendan que no ocurra. Y no por ganas de prohibirlo directamente, que a punto han estado de hacerlo este año. Para el director del certamen, Thierry Fremaux, no solo originan problemas logísticos: también restan glamour al acontecimiento cinematográfico del año. "Es una táctica ridícula y grotesca. Y nunca sales más feo que en un selfie", dice el jefazo de Cannes.

Matt Damon, Hillary Swank y Alec Baldwin han caído en la tentación en ediciones recientes. Pero esto no es cosa solo de americanos horteras. La francesa Léa Seydoux también lo ha hecho.

Más mujeres que nunca

La tendencia a prestar cada vez más atención al cine femenino en Cannes ya se anunciaba en la edición del 2014, con la elección de Jane Campion (El Piano) como presidenta del Jurado Oficial. Aunque Thierry Frémaux asegura que ninguna de las mujeres elegidas en el certamen lo han sido de forma forzada para cubrir una cuota, lo cierto es que poco a poco aparecen más nombres femeninos en el programa. Incluso la actriz Natalie Portman debutará como directora en esta edición con A tale of Love and Darkness, la adaptación nada menos que de las memorias del escritor Amos Oz.

Isabella Rossellini es presidenta del jurado de la sección Un Certain Régard (Una cierta mirada) y dará una charla sobre sexismo en el cine dentro del ciclo Women in Motion, mientras que Agnès Vardá recibirá la Palma de oro de Honor a toda su carrera. Las francesas Maiwenn (Mon roi) y Valerie Donzelli (Marguerite et Julien) compiten por la Palma de Oro. Chloé Zhao (Songs My Brothers Taught Me), la nieta de Salvador Allende, Marcia Tambutti, (Allende, mi abuelo Allende) y la turca Deniz Gamze Erguven (Mustang) son otras de las voces femeninas que resonarán en esta ocasión.

Polémica, polémica

¿Qué sería de Cannes sin polémica? El documental sobre Amy Winehouse que se proyecta en los próximos días ha enfurecido al célebre padre de la cantante. Asegura que no son todos los que están ni están todos los que son a la hora de ofrecer testimonio directo de la vida de Winehouse. "Deberíais avergonzados de vosotros mismos", ha dicho a los responsables de la película.

Un experto en la materia como Gaspar Noé se marca en Love tres horas de sexo explícito en 3D (por fin se da un uso lógico a las gafas). La extensa y realista escena en la que Monica Bellucci sufría una violación en Irreversible y Enter the Void, un batiburrillo de sexo y drogas en el barrio chungo Tokio no apto para epilépticos, ya incendiaron el festival en ediciones anteriores.

Fernando León de Aranoa, la representación española

De nuevo la presencia española en el festival que avanza casi todas las tendencias cinematográficas del año es casi nula. Pero Fernando León de Aranoa representa al país en una sección paralela con A perfect day (Un día perfecto), al igual que el año pasado lo hicieron Jaime Rosales con Hermosa Juventud o Lola Dueñas protagonizando Alléluia. La nueva película de León de Aranoa está rodada en inglés y cuenta con un casting internacional encabezado por Benicio del Toro y Tim Robbins. Sergi López tiene un pequeño papel en ella y la película, que aborda con humor la no rutina de los cooperantes que trabajan en zonas de conflicto, promete.

Sí a la secuela y el remake

La fiebre por los remakes, adaptaciones y secuelas ya invade también Cannes. Una de ellas es Mad Max: Furia en la carretera con Charlize Theron y Tom Hardy, quien retoma el personaje que hizo famoso a Mel Gibson en los 80. También se presenta una nueva versión de El principito, en la que es la cinta animada más ambiciosa de la historia del cine francés. Y Macbeth vuelve a ser adaptado al cine. Ya lo han hecho Orson Welles y Roman Polanski en el pasado, aunque el hecho de tener a Michael Fassbender y Marion Cotillard encarnando al matrimonio protagonista en esta nueva versión le añade (mucho) atractivo al proyecto. Hasta una producción franco-argentina, La patota, que se presenta en La Semana de la Crítica, es un remake de una cinta de los años 60.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Ve a nuestra portada   Síguenos en Facebook   Síguenos en Twitter