NOTICIAS

Guía imprescindible para que no te quedes sin batería en el móvil

07/08/2015 07:48 CEST | Actualizado 07/08/2015 07:48 CEST
Flickr

Las playas tienen de todo, menos enchufes. Y al dueño del chiringuito no le suele hacer demasiada gracia que media arena le pida permiso para cargar el móvil. Lo mismo ocurre en, prácticamente, el resto de escenarios vacacionales posibles, así que para evitar quedarnos sin batería, lo único que podemos hacer es prevenir para que no se gaste. Toma nota de este sencillo y práctico manual de uso.

PROTÉGELO DEL CALOR

Cuanto más elevada es la temperatura, los procesos internos del móvil funcionan peor y requieren más energía; por lo tanto, la batería se acaba antes. Poner el smartphone a la sombra es una muy buena idea para evitarlo.

BAJA EL BRILLO

El brillo de pantalla es, sin duda, el gran derrochador de batería. Para mantenerlo a raya, nada mejor que bajar el nivel al mínimo necesario y desactivar la opción de brillo automático. El problema es que esta solución es poco viable con el tremendo sol de julio y agosto, pero no queda otra: utiliza la mano como improvisada visera y crea una sombra que te permita ver la pantalla sin necesidad de subir ese parámetro.

Otro truco es utilizar siempre un fondo de pantalla oscuro. Si tu móvil tiene una pantalla AMOLED, esta solución puede hacer que el móvil consuma bastante menos energía que si tuviera un fondo blanco.

DESACTIVA NOTIFICACIONES Y ACTUALIZACIONES

Cuantas más aplicaciones tengas instaladas, más habitual serán las descargas de actualizaciones y más rápido se gastará la batería. Lo más recomendable es desactivar esta opción, tanto para no gastar energía como para no consumir datos. Lo mismo ocurre con las notificaciones del teléfono. Si no estás trabajando y te da bastante igual lo que ocurra en Instagram, Facebook o Twitter porque estás en pleno nirvana vacacional, lo mejor es que apagues las notificaciones. Si tienes un iPhone lo puedes hacer en su Centro de Notificaciones y en Android, desde el menú de Configuración.

CONTROLA LAS CONEXIONES

Si estás fuera de casa y no lo necesitas, desconecta el WiFi y el Bluetooth, dos tipos de conexiones que van drenando la batería sin que las estés usando. Lo mismo ocurre con el GPS. Si no lo necesitas para saber un camino o para alguna aplicación, mejor desconectarlo. Para desactivarlo en iOS, basta con hacerlo con el WiFi. En Android sí que se puede hacer directamente.

DESPÍDETE DE VIDEOJUEGOS, MÚSICA Y VÍDEOS

Escuchar El Taxi, ver un episodio de Big Bang Theory o echar una partida al Super Death Fortress puede ser una maravillosa forma de pasar el rato en la playa, pero también de desperdiciar batería. Si quieres que el móvil te llegue vivo a la hora del aperitivo e instagramear tan hedonista momento, nada de videojuegos, música o vídeos.

UTILIZA BATERÍAS AUXILIARES

También puedes olvidarte de todos estos consejos y derrochar como un jeque árabe sabiendo que siempre puedes recargar el móvil con una batería auxiliar, con una funda con capacidad de carga o, incluso, con una funda con una placa solar.

USA EL MODO AVIÓN

Si estás de viaje, pon el móvil en modo avión. Por ejemplo, si estás en el AVE, tu teléfono estará haciendo un esfuerzo extra por encontrar antenas de telefonía a las que conectarse. La gran velocidad del tren hará que esta misión sea muy complicada, y su batería se gastará rápido. En menor medida, ocurre lo mismo si te desplazas en coche y, sobre todo, si atraviesas zonas con pobre cobertura. Así que lo más recomendable es activar el modo avión, que evitará que el móvil intente conectarse a la red. También es un buen truco cuando las reservas de batería estén mermadas y no necesites usar el teléfono.

ADEMÁS

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest