TENDENCIAS

17 canciones feministas que se adelantaron a su época

Desde Donna Summer a Aretha Franklin, pasando por Barbra Streisand.

08/03/2017 07:40 CET | Actualizado 08/03/2017 10:58 CET

La música pop actual está llena de lemas por el empoderamiento de la mujer. Pero mucho antes de que el power pop revolucionara la música, cantar sobre la igualdad de género era una novedad que podía llegar a convertirse en un asunto polémico.

La edición estadounidense de The Huffington Post ha recopilado 17 canciones con mensaje feminista adelantadas a su tiempo. Las letras de la mayoría siguen siendo relevantes en la actualidad, y más en el Día Internacional de la Mujer.

Just Because I'm a Woman, de Dolly Parton

"Yes I've made my mistakes, but listen and understand, my mistakes are no worse than yours just because I'm a woman."

"He cometido errores, pero escucha y entiéndeme, mis errores no son peores que los tuyos solo porque sea mujer".

En 1968, Dolly Parton trataba los estándares sexistas a los que se enfrentan las mujeres en la canción de su segundo álbum en solitario, Just Because I'm a Woman, que se convirtió en todo un himno contra todos aquellos que utilizan palabras como "puta" para insultar a las mujeres.

Four Women, de Nina Simone

"My skin is yellow my hair is long. Between two worlds I do belong. But my father was rich and white. He forced my mother late one night. And what do they call me? My name is Saffronia."

"Tengo la piel amarilla y el pelo largo. Estoy entre dos mundos. Pero mi padre era rico y blanco. Violó a mi madre una noche. ¿Y cómo me llaman? Me llamo Saffronia".

El Four Women de Nina Simone trata sobre los arquetipos de las mujeres negras y aborda cuestiones de identidad de este grupo de mujeres en un Estados Unidos posterior a la emancipación. Igual que otras canciones de Nina Simone, como To Be Young, Gifted and Black y Ain't Got No, I Got Life, transmite un potente mensaje feminista y de empoderamiento de la raza negra.

You Don't Own Me, de Lesley Gore

"And don't tell me what to do. Don't tell me what to say. And please, when I go out with you, don't put me on display."

"No me digas lo que tengo que hacer. No me digas lo que tengo que decir. Y, por favor, cuando salga contigo no me exhibas".

Siempre se ha considerado a esta canción de Lesley Gore como un himno feminista que ha resurgido a la esfera de la cultura pop gracias a una versión de la cantante australiana Grace y el rapero estadounidense G-Eazy. Aunque el éxito de 1963 You Don't Own Me es un alegato por la voluntad de las mujeres, cuesta creer que la artista que lo compuso también es autora de una canción que se titula That's the Way Boys Are que significa "Los chicos son así").

Bounce Your Boobies, de Rusty Warren

"Loosen the bra that binds you! Take it off if you feel like it! Come on, bounce your boobies. Here we go. Doesn't that feel good? You know girls, men aren't the only people in the world today that have something to give, but it sure looks like it sometimes."

"Aflójate el sujetador que te oprime. Quítatelo si te apetece. Vamos, menea las tetas. Allá vamos. ¿A que da gusto? Ya lo sabéis, chicas, los hombres no son los únicos en el mundo que tienen algo que aportar, aunque a veces lo parezca".

La cómica Rusty Warren anima a sus oyentes a tomar esa libertad y esa democracia que les brinda Estados Unidos y a concebir la liberación de la mujer desde una nueva perspectiva con la canción Bounce Your Boobies. Esta canción tan irreverente y desternillante implora a las mujeres que le "den libertad a sus tetas".

Cell Bound Blues, de Gertrude "Ma" Rainey

"I walked in my room the other night. My man walked in and began to fight. I took my gun in my right hand. 'Hold him folks, I don't wanna kill my man.' When I did that he hit my 'cross my head. First shot I fired my man fell dead."

"La otra noche entré en mi habitación. Mi chico entró y empezó a discutir. Cogí una pistola con la mano derecha. 'Sujetadle, no quiero matar a mi chico'. Cuando lo hice, me cruzó la cara. Era la primera vez que disparaba y mi chico estaba muerto".

Gertrude "Ma" Rainey, a la que se considera "la madre del blues", solía cantar sus canciones desde la perspectiva de la mujer. Este blues de 1924 transmite el lamento de una mujer que se enfrenta a la cárcel después de haber disparado y matado a su marido, que abusaba de ella, en defensa propia.

The Pill, de Loretta Lynn

"I'm turning down your brooder house cause now I've got the pill. All these years I've stayed at home while you had all your fun and every year that's gone by, another baby's come. There's gonna be some changes made right here on nursery hill. You set this chicken your last time cause now I've got the pill."

"Paso de vivir en un criadero porque ahora tomo la píldora. Durante todos estos años yo me he quedado en casa y tú te has llevado toda la diversión a lo largo de estos años, y ha llegado otro bebé. Las cosas van a cambiar en esta guardería. Es la última vez que esta gallina pone porque ahora tomo la píldora".

La polémica canción que Loretta Lynn lanzó en 1975, The Pill, es bastante directa. Es una celebración, desde la perspectiva de una mujer que acaba de tomar el control de su reproducción gracias a los anticonceptivos.

Harper Valley P.T.A., de Jeannie C. Riley

"Mrs. Johnson, you're wearing your dresses way too high. It's reported you've been drinkin' and runnin' round with men and goin' wild. And we don't believe you oughta be a bringin' up your little girl this way."

"Señora Johnson, lleva usted el vestido muy corto. Hay fuentes que afirman que ha estado usted bebiendo, yendo de acá para allá con hombres y soltándose la melena. Y no creemos que esa sea forma de educar a una niña".

Esta canción narra la historia de una mujer viuda y madre que se defiende después de haber sido humillada por su manera de vestir y de criar a su hija adolescente. En una reunión de la asociación de padres y madres de alumnos, para contraatacar a los padres que la han insultado, cita varios ejemplos en los que quedan claras sus negligencias y su hipocresía.

Sisters, O Sisters, de Yoko Ono

"Freedom, O freedom, thats what we fight for. And yes, my dear sisters, we must learn to fight."

"Libertad, oh, libertad. Por eso luchamos. Y, sí, queridas hermanas, tenemos que aprender a luchar".

Con esta canción feminista, Yoko Ono pide a las mujeres que tienen más poder que se alcen y ayuden a sus hermanas oprimidas. Sisters, O Sisters forma parte de su álbum conjunto con John Lennon, Some Time in New York City.

You Let Me Down, de Billie Holiday

"You told me that I was like an angel. Told me I was fit to wear a crown. So that you could get a thrill. You put me on a pedestal. And then you let me down, let me down."

"Me dijiste que era como un ángel. Me dijiste que estaba hecha para llevar corona. Para poder excitarte. Me pusiste en un pedestal. Y me decepcionaste, me decepcionaste".

Aunque parece que esta canción habla de una mujer desdeñada por su pareja, los análisis más profundos, como el de la erudita Angela Davis, sugieren que se trata de una canción sobre la opresión sistemática del racismo y del sexismo.

It Wasn't God Who Made Honky Tonk Angels, de Kitty Wells

"It's a shame that all the blame is on us women. It's not true that only you men feel the same."

"Es una vergüenza que la culpa recaiga en las mujeres. No es cierto, no solo los hombres sentís lo mismo".

It Wasn't God Who Made Honky Tonk Angels subraya el impacto que tienen las malas conductas de los hombres en las mujeres a las que faltan al respeto. En otras palabras, su premisa es que las mujeres que fracasan suelen hacerlo debido a que los hombres se aprovechan de ellas.

Sam Jones Blues, de Bessie Smith

"I'm free and livin' all alone. Don't need your clothes, don't need your rent. Don't need your ones and twos. Though I ain't rich, I know my stitch. I earned my strutting shoes. Say, hand me the key that unlocks my front door. Because that bell don't read Sam Jones no more, no. You ain't talkin' to Mrs. Jones. You speakin' to Miss Wilson now."

"Soy libre y vivo sola. No necesito tu ropa ni que pagues el alquiler. No necesito tus zapatos caros. Aunque no soy rica, sé vestirme. Me he ganado unos zapatos con los que pavonearme. Tengo la llave que abre la puerta delantera. Porque al lado del timbre ya no pone Sam Jones, no. No estás hablando con la señora Jones. Estás hablando con la señorita Wilson".

La letra de este blues de la cantante Bessie Smith se centra en una mujer que reivindica su independencia y se libera de un matrimonio tóxico.

Different Drum, de Stone Poneys (con Linda Ronstadt)

"I ain't saying you ain't pretty. All I'm saying is I'm not ready for any person, place or thing to try and pull the reins in on me."

"No estoy diciendo que no seas guapo. Lo que digo es que no estoy preparada para que ninguna persona, ningún lugar ni ninguna cosa intente frenarme".

Otra oda a la independencia femenina, esta versión de Different Drum trata sobre el crecimiento personal como mujer.

March of the Women, de Ethel Smyth y Cicely Hamilton

"Comrades, ye who have dared, first in the battle to strive and sorrow! Scorned, spurned, nought have ye cared, raising your eyes to a wider morrow. Ways that are weary, days that are dreary. Toil and pain by faith ye have borne. Hail, hail, victors ye stand, Wearing the wreath that the brave have worn!"

"Camaradas, vosotras que os habéis atrevido, que habéis sido las primeras en luchar y en sufrir. Habéis sido despreciadas y rechazadas, pero no os ha importado y habéis alzado la vista a un mañana mejor. Caminos agotadores, días grises. Con fe hemos aguantado los esfuerzos y el sufrimiento. Victoriosas os erguís, llevando la corona que llevaron las valientes".

En 1910, Ethel Smyth compuso The March of the Women, a la que Cicely Hamilton puso letra. La canción se convirtió en un himno de las sufragistas, de las activistas que cantaban en los mítines, en las manifestaciones e incluso en la cárcel.

I Am Woman, de Helen Reddy

"I am woman, hear me roar. In numbers too big to ignore. And I know too much to go back an' pretend 'cause I've heard it all before. And I've been down there on the floor. No one's ever gonna keep me down again."

"Soy mujer, oye mis rugidos. Somos demasiadas como para que se nos ignore. Y sé demasiado como para recular y fingir, porque todo esto ya lo he oído antes. Y he estado ahí, en el suelo. Nadie va a volver a limitarme".

Hace más de 40 años, la ONU declaró 1975 como el Año Internacional de la Mujer y se estableció la celebración del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo. El himno oficial de ese año fue el I Am Woman de Helen Reddy. Ese mismo año también salió a la luz otro de los grandes éxitos de Reddy, Ain't No Way To Treat a Lady (que significa "Esa no es forma de tratar a una mujer").

Do Right Woman, Do Right Man, de Aretha Franklin

"A woman's only human. You should understand. She's not just a plaything. She's flesh and blood just like her man."

"Una mujer no es más que un ser humano. Deberíais entenderlo. No es solo un juguete. Es de carne y hueso como un hombre".

El single que sacó Aretha Franklin en 1967 anima a los hombres a respetar a las mujeres y a tratarlas como iguales en vez de utilizarlas.

No More Tears (Enough Is Enough), de Donna Summer y Barbra Streisand

"If you've had enough, don't put up with his stuff, don't you do it. If you've had your fill, get the check pay the bill, you can do it. Tell him to just get out. Nothing left to talk about. Pack his raincoat show him out. Just look him in the eye and simply shout: Enough is enough."

"Si ya estás harta, no aguantes sus cosas, no lo hagas. Si ya has acabado, coge la cuenta y paga, puedes hacerlo. Dile que se vaya. No hay más que hablar. Métele el chubasquero en la mochila, acompáñale a la puerta. Mírale a los ojos y grítale: 'Ya he tenido bastante".

Este dueto entre Donna Summer y Barbra Streisand trata de animar a las mujeres a dejar las relaciones perjudiciales y a entender que no le deben nada a su pareja.

Don't Put Her Down (You Helped Put Her There), de Hazel Dickens

"You abuse her, accuse her, turn her round and use her. Then forsake her any time it suits you. There's more to her than powder and paint, than her peroxided bleached-out hair. And if she acts that way it's 'cause you've had your day. Don't put her down, you helped put her there."

"Abusas de ella, la acusas, la cambias y la utilizas. La abandonas cuando te viene bien. Ella es mucho más que polvos y pintura, más que ese pelo teñido de rubio. Y si actúa así es porque ya has pasado tu mejor momento. No la limites, tú has ayudado a que llegue ahí".

Esta canción de la cantautora Hazel Dickens pide a los hombres que entiendan que sus malos tratos hacia las mujeres y su complicidad con la opresión hace que se creen los arquetipos femeninos.

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Irene de Andrés y Lara Eleno.

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!