POLÍTICA

Puigdemont, al rey: "Así no. Usted decepcionó ayer a mucha gente en Cataluña"

El presidente de la Generalitat ha respondido al discurso de Felipe VI y ha insistido en la idea de la mediación: "El momento la exige".

04/10/2017 20:52 CEST | Actualizado 04/10/2017 22:16 CEST

Carles Puigdemont ha comparecido este miércoles para responder al mensaje de Felipe VI y hablar sobre la situación en Cataluña. El presidente de la Generalitat ha asegurado que su Govern sigue "el camino marcado democráticamente por los ciudadanos" y ha criticado al rey por haber "perdido una oportunidad de dirigirse a los catalanes que esperaban mucho más de él". "Así no", le ha dicho directamente al monarca.

Carles Puigdemont ha comenzado su intervención elogiando la actitud, "con civismo y en paz", del pueblo catalán durante estos días que "nos quedarán grabados en la memoria" y ha criticado las cargas policiales, que ha calificado como "injustificables". Ha llamado al pueblo catalán a sentirse "fuerte y a mantener esta actitud".

"Por más violencia que quieran poner algunos, nosotros tenemos que mantenernos. Con discrepancias y con errores. Pero por miedo y por cobardía no podemos dejar que nos echen todo por tierra", ha aseverado el president.

No podemos dejar que por miedo y por cobardía, nos echen todo por tierra.

Puigdemont se ha referido a quienes "presentan las reivindicaciones catalanas como ilegítimas, ilegales y criminales" y ha pedido a los catalanes que mantengan la tranquilidad: "Lo que hemos hecho y lo que vamos a hacer es lo que muchos pueblos ya han hecho". Esa ha sido la referencia más clara de su discurso a una posible declaración de independencia. Ha conectado esa idea con la de democracia: "Seguimos un camino marcado democráticamente por los ciudadanos".

En ese momento, el presidente de la Generalitat ha comenzado a hablar en castellano: "Quiero dirigirme a los ciudadanos españoles, que estos días han expresado su compromiso con las demandas de los catalanes". "Seguramente", ha añadido, "las autoridades españolas deberían explicar mejor lo que ocurre en Cataluña. Pero agradezco el esfuerzo de mucha gente para acompañar al pueblo catalán en sus reivindicaciones".

Tras esas palabras, Puigdemont ha pronunciado una frase que muchos estarán ahora tratando de interpretar: "Somos un solo pueblo que ama las lenguas que habla, que no tiene ningún problema con las identidades y que quiere seguir contribuyendo al desarrollo general del Estado".

Al rey: Así no. Con su decisión de ayer, decepcionó usted a mucha gente en Cataluña que le aprecia y que le ha ayudado cuando lo ha necesitado.

El discurso del president era, además, una respuesta al mensaje con el que Felipe VI se dirigió este martes a la nación. Ha acusado al jefe del Estado de hacer "suyas las políticas de Rajoy, que han sido catastróficas para Cataluña" y de "ignorar deliberadamente a los catalanes que no piensan como ellos y que han sufrido la violencia".

"Ayer el rey", ha dicho Puigdemont en el pasaje más duro de su intervención, "perdió la oportunidad de dirigirse a todos los españoles y la Corona perdió la oportunidad de dirigirse a los catalanes. No ha tenido interés en conocer la opinión del Gobierno de la Generalitat y ha aceptado un rol inadecuado que sólo busca allanar el terreno a las decisiones del Gobierno".

Dirigiéndose directamente a Felipe VI, el presidente de la Generalitat ha dicho: "Así no. Con su decisión de ayer, usted decepcionó a mucha gente en Cataluña que le aprecia y que le ha ayudado cuando lo ha necesitado".

Este momento exige mediación. Es precisa. La paz, el diálogo y el acuerdo forman parte de la cultura política de nuestro pueblo.

Puigdemont se ha comprometido a velar por los derechos de todos los catalanes y ha asegurado que no se "desviará ni un milímetro de la paz, pero tampoco de la firmeza" para cumplir con sus aspiraciones: "Lo haremos con una puerta siempre abierta al diálogo". Otra idea clave: diálogo, negociación y mediación.

"Este momento exige mediación. Es precisa. La paz, el diálogo y el acuerdo forman parte de la cultura política de nuestro pueblo. Nunca hemos recibido respuesta positiva por parte del Gobierno y creo que es una irresponsabilidad no atender a los mensajes que nos piden encarrilar este problema desde la política y no a través de la policía".

Puigdemont, para acabar, ha solicitado a los catalanes que mantengan "la confianza y el aislamiento a toda provocación y a toda tentación de violencia. Ni la queremos en casa ni la queremos en ningún sitio".

ESPACIO ECO