ADICCIÓN

EFE

Amor narcótico

El amor, ese que se hace de tiempo y de duelo de las idealizaciones que uno le atribuye al comienzo a la pareja y a la relación, es justamente el reverso de la adicción. Porque es un amor que se resignó a que el otro no me calma todo, pero sin embargo quiero amarlo.
iStock

Resaca moral

Después del exceso existe la purgación a través de las dietas extremas, que es una forma de vaciarse y ponerse límite. Pero en la medida en que se vuelve a la actividad normal, esa que en sí misma es limitada, estructurada con intervalos, todo debiese volver a su lugar. No se angustie.
BY MATTHEW HEPTINSTALL via Getty Images

Soy adicto a la heroína

Hace tiempo conseguí salir de una rutina de 10 dosis de heroína al día. Pero ahora hay un monstruo suelto por el país y tenemos que acabar con el tabú: no más censura, ni gente que afirme "yo me hago cargo" o "mi hijo no necesita algo así". La suerte está contra los que se meten la primera dosis. Y la educación es el único camino para la victoria.