VIRALES
25/03/2019 16:16 CET | Actualizado 28/03/2019 12:21 CET

La impactante historia con la que una chica pide ayuda para encontrar a la niña con la que compartía orfanato

"Es literalmente lo único que tengo y que sé de mi pasado, antes de que mis padres me adoptaran".

Las redes sociales sirven para hacer el mal —insultar, vejar o difundir infamias— o para el bien, como ha ocurrido con la historia de una usuaria de Twitter llamada @saracourdless. 

“Tengo que intentar esto. Necesito encontrar a la niña que sale a mi derecha en la foto (yo soy la del carrito). Ahora debe tener 21-23 años. No sé su nombre y ésta es la única foto que tengo. Si te reconoces en la foto, por favor, háblame. RT para difundir”, ha escrito. 

Después, en un hilo de Twitter, ha explicado su emocionante historia, que ya han compartido más de 41.000 personas. 

Sara ha contado que a la niña que aparece junto a ella —que está sentada en un carrito— la adoptaron a la vez que a ella ya que compartían orfanato en Hubei, China, y a las dos la adoptaron en mayo de 2001 en Wuhan. 

Sus padres le han contado que la pequeña nunca se separó de ella durante el proceso de adopción.  

“La traductora que acompañaba a mis padres habló con ella y les explicó que esta niña cuidaba de mí en el orfanato. Al yo tener 11 meses y ella 5 años, ella era de las “mayores” y por eso tenía que cuidar de mí (ayudarme a comer, lavarme, vestirme, etc.) como una hermana mayor”, ha escrito. 

Además, ha contado que la niña pidió a sus padres que la adoptaran también a ella: “La traductora trató de explicarle por qué ella debía irse con sus padres pero ella insistía en que tenía que venir conmigo porque yo era su responsabilidad”. 

Los padres adoptantes de la niña intentaron apartarla de ella pero la pequeña se escapaba del hotel para ir al que se hospedaba ella y preguntarle a sus padres si ya la habían alimentado.  

Cuando tuvieron que abandonar China, la pequeña no paró de gritar su nombre. 

“Lo único que sé de ellos es que los padres eran mayores (40-50 años) y que residían en Madrid, pero a estas alturas, 18 años después, no tengo ni idea de qué habrá pasado con ellos ni con la niña”, afirma. 

Y sentencia: “Creo que no entendéis la carga emocional que supondría para mí encontrar a esta chica. Es literalmente lo único que tengo y que sé de mi pasado, antes de que mis padres me adoptaran. No sé nada de mis padres biológicos ni de ningún pariente. Por favor, ayudadme a encontrarla”. 

¡Final feliz!

Sara ha publicado que por fin ha encontrado a la niña que no dejaba de cuidar de ella en su infancia. 

“No sé ni cómo deciros esto porque sé que hay mucha expectación, pero lo hemos conseguido. Gracias a todxs por todo lo que habéis hecho por mí durante estos días y gracias por todo el apoyo. Después de 17 años ya estamos juntas otra vez 💙 (Se llama Alejandra)”, ha escrito.

 

 

 

 

 

 

 

 

ESPACIO ECO