Woody Allen insinúa que se retirará tras su próxima película

El cineasta ha dado algunos detalles de la que será su 50ª y última cinta.
Woody Allen en el Festival de San Sebastián de 2019.
Woody Allen en el Festival de San Sebastián de 2019.
Europa Press News via Getty Images

El director Woody Allen, uno de los más reputados y reconocidos del cine a nivel internacional, ha anunciado que su retirada está cerca. Según ha declarado a La Vanguardia, se encuentra trabajando en su cinta número 50 y esa será la última de su filmografía.

“Mi próxima película será la número 50, creo que es un buen momento para detenerse. Mi idea, en principio, es no hacer más cine y centrarme en escribir, estos cuentos y, bueno, ahora estoy pensando más bien en una novela, que sería mi primera novela”, ha declarado.

Además, ha dado detalles sobre este último largometraje, que empezará a grabarse íntegramente en francés en un par de semanas. El director de Manhattan, la ha relacionado con Match Point en el sentido de que será “emocionante, dramática y también muy siniestra”. También detalló que se dedicará a escribir, como ya ha venido haciendo en los últimos años, pero ha dejado claro que tras su retirada no escribirá unas memorias.

Estas declaraciones llegan después de que el pasado mes de junio compartiera un directo con Alec Baldwin en el que habló también sobre su futuro. “Probablemente haga al menos una película más, pero gran parte de la emoción se ha ido porque ya no tiene el efecto del cine”, dijo Allen durante la charla, según Entertainment Weekly .

“Cuando comencé a hacer una película, iba a los cines de todo el país y cientos de personas venían para verla en grandes grupos en una pantalla grande. Ahora haces una película y pasas un par de semanas en una sala de cine, tal vez seis semanas, dos semanas o lo que sea, y luego pasa directamente a la transmisión o directamente a pay-per-view”, añadió en referencia a los servicios de streaming.

El director se mostró muy crítico con este nuevo sistema, que predomina en la industria cinematográfica. “Así que esto no es tan agradable para mí como lo era antes, ya no me divierte tanto hacer una película y ponerla en una sala de cine”, declaró entonces.

Esta reducción de los estrenos en cines no es lo único que ha afectado a la carrera de Allen, que también se ha visto afectado por las acusaciones de su expareja Mia Farrow y de su hija Dylan, quien dijo que había abusado sexualmente de ella cuando era una niña.

Allen ha negado todas las acusaciones y ha continuado haciendo películas como Rifkin’s Festival (2020), pero que fueron estrenadas cada vez en menos cines de EEUU.

Inmediatamente después del movimiento Me Too, las acusaciones de Farrow fueron objeto de noticia de nuevo. Muchas de las ex estrellas de Allen, incluidas Kate Winslet y Drew Barrymore, se distanciaron públicamente del cineasta, mientras que Amazon se retiró de un acuerdo de varios proyectos para distribuir sus películas en medio de la presión pública en torno a las acusaciones.

Desmontando a Harry (1977)

Películas imprescindibles de Woody Allen