Coronavirus

Desde hace casi tres años, los chinos tenían que ser recluidos en hospitales y centros de aislamiento, lo que había generado una angustia que había tomado hasta las calles.
Ese problema está presente en alrededor del 40% de los pacientes que sufren los efectos a largo plazo de la infección.
Se rebajan las exigencias de PCR casi diarias y algunos infectados podrán hacer cuarentena en casa, aunque sigue reinando la confusión. Mientras, el yuan sube con fuerza.
La cifra total ascendió a 562.000 millones de euros, en el séptimo año seguido con subidas. Hay negocios que siempre funcionan.
Esta andaluza cuenta las continuas cuarentenas, PCR y problemas que ha tenido en el país asiático.
Distritos de ciudades como Pekín y Cantón han comenzado a permitir que contactos de contagiados o infectados como ancianos o embarazadas hagan cuarentena en casa.
En unas protestas casi sin precedentes, los chinos piden una tregua en la agresiva estrategia frente al coronavirus, pero al Gobierno se le atraganta la salida.
La EMA advierte de que la cifra de vacunación con la dosis de refuerzo en Europa estos meses es "bastante decepcionante".
En un país donde la censura es dura y las críticas al Partido Comunista o al presidente se pueden pagar con cárcel, aumenta el cerco policial y hasta hay lista de palabras vetadas.