NOTICIAS

Los vecinos de Alboraya, en Valencia, ayudan a rebajar un 45% el gasto de sus fiestas

16/07/2012 17:22 CEST
M..J. de la Torre

Alboraya (Valencia) tiene uno de los ayuntamientos más endeudados de España, y por tanto, sus habitantes están sufriendo de forma significativa numerosos recortes económicos. La austeridad ha alcanzado también a las fiestas del municipio este año, pero sus vecinos, lejos de desanimarse, han colaborado activamente para tener unas fiestas igual de dignas que en tiempos de vacas gordas.

El grupo de música Alter Ego, formado por cuatro jóvenes alborayenses, ha sido un ejemplo de esa colaboración altruista. Gracias a su ayuda y a la del resto de vecinos, el Ayuntamiento ha conseguido reducir el presupuesto un 45%: de los 80.000 euros ya aprobados en los presupuestos de 2012, a 36.000, para la celebración de las fiestas de la Patacona, a mediados de junio, las Patronales, que comenzaron el 29 de junio, y las de Port Saplaya, el 14 y 15 de julio.

"Sabíamos que las cosas iban a estar mal para celebrar las fiestas y por eso nos ofrecimos al ayuntamiento para tocar gratis", explica Roberto Gimeno, batería y percusionista de Alter Ego. La banda, que está a punto de sacar su primer disco, vio esta participación como una oportunidad para darse a conocer. "El concierto fue muy bien, acudió mucha gente y tanto el equipo como la organización estuvo muy bien".

CIRCO GRATUITO PARA LOS NIÑOS

No han sido los únicos. Asociaciones como Jarana, que se dedican a organizar actividades de ocio y tiempo libre, montaron un circo para los más pequeños de forma gratuita. El programa de festejos también contó con talleres de manualidades y disfraces para los más pequeños, así como exhibiciones de danza oriental, un concurso de repostería y un mercadillo medieval. En casi todas las iniciativas han participado agrupaciones de vecinos como la Asociación de Vecinos Patacona-Vera, la Asociación Cultural Patacona, la Falla Patacona Camí de Vera y el Patacona Club de Fútbol.

"El ayuntamiento ha reducido gastos superfluos, pero también ha sido muy importante la colaboración vecinal", afirma Jesús Izquierdo, del departamento de fiestas del Ayuntamiento. "Hemos prescindido de contratar una orquesta, cuyo coste no bajaba de 4.000 euros, y en su lugar hemos puesto un equipo de sonido, luz y un técnico, por ejemplo", describe.

El dinero ahorrado será ahora destinado a fomentar iniciativas de empleo y bienestar social, según ha anunciado la concejal de Economía, Mamen Peris.