ECONOMÍA

Presupuestos 2013: El gasto en intereses de la deuda se dispara y se recurre a la hucha de las pensiones

27/09/2012 17:53 CEST | Actualizado 27/09/2012 19:21 CEST
EFE

Los presupuestos de 2013 son, una vez más, una nueva vuelta de tuerca en la política de austeridad que abandera el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Además, confirman que una gran parte de la austeridad que sufren los ciudadanos, en forma de recortes y subidas de impuestos, tiene como objetivo el pago de los intereses de la deuda pública que exigen los mercados financieros.

De los 28.848 millones de euros que se dedicarán este año, esa partida pasará a 38.590 millones, según anunció Cristobal Montoro, el ministro de Hacienda. El volumen total de deuda no hará más que aumentar, ya que del 75,9% actual, en relación al PIB, superará el 80%, según el titular de Hacienda.

El gasto se reduce en todas las partidas, salvo en tres: las dedicadas a pensiones, becas y los intereses de la deuda. Por primera vez se toca el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, la llamada hucha de las pensiones, de donde se tomarán 3.063 millones para garantizar su pago.

"Son unos presupuestos para salir de la crisis", prometió la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, al presentarlos tras la reunión del Consejo de Ministros.

Sobre las pensiones, el Gobierno prevé un aumento de la partida dedicada a pensiones de un 4%, por lo que las pensiones se incrementarán globalmente en un 1%, según Montoro. El ministro no anunció ningún cambio en ley de revalorización, que tiene en cuenta el IPC de noviembre, por lo que si la evolución de los precios supera ese 1%, como se prevé, el Gobierno tendrá que hacer un esfuerzo adicional para cubrir ese desfase. Montoro descartó "la congelación", pero evitó confirmar si en noviembre el Gobierno cambiará la ley de la revalorización de las pensiones para evitar un gasto extra.

UNAS PREVISIONES OPTIMISTAS

"Pretendemos que [el 2013] sea el último año de recesión económica", aseguró Cristobal Montoro, el ministro de Hacienda, que pronosticó una contracción del 0,5% (mantiene su previsión) y un paro del 24,3%, sólo tres décimas menos del que el Ejecutivo espera para este año.

Sin embargo, esa previsión de crecimiento (-0,5%) es considerada por muchos como muy optimista. El Fondo Monetario Internacional y otras voces, como la de Analistas Financieros Internacionales (AFI) creen que el batacazo de la economía será del 1,5%, algo que desequilibraría por completo las cuentas presentadas este jueves.

El gasto del Estado subirá. Aunque parezca algo sorprendente, los 169.775 millones de euros de gasto e inversión (un 5,6%) se justifican por el creciente trozo de la tarta dedicado al pago de los intereses de la deuda pública, una partida que ha ido aumentando sin cesar desde que comenzó la crisis económica.

Del recorte no se salva ningún área.

Montoro anunció que los ministerios sufrirán un recorte de hasta el 8,9%, que afectará muy especialmente a los que gestionan grandes partidas, como Fomento. Pero evitó aclarar partidas concretas, a pesar de que algunos datos han sido objeto ya de filtraciones.

Los funcionarios verán congelado su sueldo, por tercer año consecutivo, pero mantendrán a priori sus pagas extra de junio y diciembre, según el sindicato mayoritario, CSI-F. Instituciones culturales emblemáticas, como el Museo del Prado, el Reina Sofía, el Teatro Real o el Gran Teatro del Liceo, entre otras, sufrirán un recorte de hasta el 30%, según adelantó este jueves El País.

El Gobierno ya había anticipado un gran recorte para el próximo ejercicio como parte del compromiso de Mariano Rajoy con la reducción del déficit, que tiene que bajar hasta el 3% en 2014, según el último acuerdo europeo. Ahora lo confirma. "Se da cumplimiento a las recomendaciones" de la Unión Europea, reconoció Santamaría. "Cumplimos con un programa económico, pero también con nuestros socios europeos".

Desde Bruselas, el comisario de Economía aplaudió las medidas presentadas. "El amplio plan de reformas presentado hoy por las autoridades españolas es un paso importante en la ampliación y profundización de las reformas estructurales y se suma a los importantes avances realizados hasta el momento", aseguró Olli Rehn en un comunicado de prensa.

MÁS IMPUESTOS Y REFORMAS

El Gobierno aprueba nuevas medidas tributarias que tienen por objetivo recaudar 4.375 millones. El ministro de Hacienda anunció un nuevo impuesto a los premios de lotería que superen los 2.500 euros y que será de un "40% más o menos", hasta recaudar 824 millones de euros. Además, se prorroga la aplicación del impuesto de patrimonio o la subida del IRPF para plusvalías.

Por su parte, el titular de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, anunció un plan para elevar la edad efectiva de jubilación (no mencionó la legal), que incluye limitar las jubilaciones anticipadas.

La vicepresidenta también anunció la creación de una "autoridad fiscal independiente" para controlar el gasto como parte de una batería de "43 nuevas leyes" para mejorar la competitividad y crear empleo.

Además, el Gobierno prepara medidas en cuanto al sector lácteo, el sector del automóvil o la simplificación de la supervisión, con la fusión de organismos reguladores, así como una "agencia para la internacionalización", según De Guindos.

OFRECIDO POR NISSAN