POLÍTICA

Eduardo Villanueva, el concejal de Burgos que gastó 207.000 euros en móvil, dimite

26/10/2012 13:10 CEST | Actualizado 26/10/2012 13:10 CEST
EDUARDO VILLANUEVA

El escándalo por la factura desorbitada de telefonía móvil en el Ayuntamiento de Burgos ha concluido con la dimisión del concejal Eduardo Villanueva (PP), que gastó 207.000 euros con su tarjeta de datos del trabajo.

Su partido le había instado a renunciar a su cargo, pero este jueves Villanueva aseguraba que no pensaba dimitir. Finalmente, el concejal ha presentado su renuncia a través de una carta enviada a los medios de comunicación y publicada en su cuenta personal de Twitter.

En ella, Villanueva insiste en que el 'facturón' es fruto de un error, porque no se le aplicó una tarifa plana. "Ayer dije que no renunciaría, y sin embargo hoy lo hago en este comunicado de forma pública".

El hasta ahora responsable de Nuevas Tecnologías en Burgos insiste en que no ha cometido ninguna irregularidad. "No he mentido a nadie. Ni a mi partido, ni a los vecinos, ni a los medios de comunicación" y añade que renuncia a su cargo "con la conciencia tranquila".

Villanueva afirma que colaborará con la justicia en todo lo que le sea requerido y aportará las pruebas necesarias.

En este sentido, se pregunta en su carta quién le reparará el daño a su reputación si la justicia dictamina que no existe delito alguno y que no es responsable de nada malo.