POLÍTICA

Acebes asegura que el Banco de España nunca le advirtió de la falta de solvencia de Bankia

23/11/2012 12:00 CET | Actualizado 23/01/2013 11:12 CET
EFE

Ángel Acebes, exministro de Interior en el último gobierno de José María Aznar, ha comparecido este viernes en la Audiencia Nacional como imputado en el caso Bankia. Tanto a la entrada como a la salida, Acebes ha sido increpado por un grupo de unos 20 afectados por las preferentes de Bankia con gritos de "Acebes, paga lo que debes" o "Bankia robando y el Gobierno ayudando".

Al termino de la comparecencia, su abogado, ha afirmado que la declaración de el exconsejero de la entidad "ha ido bien" y ha asegurado que su cliente ha acudido a la Audiencia "de rondón".

SIN ADVERTENCIAS DEL AGUJERO

Acebes, que ha declarado durante 45 minutos como imputado en la causa en la que se investiga la fusión y salida a Bolsa de la entidad, ha indicado que en la Comisión de Auditoría celebrada el 26 de marzo el socio de Deloitte, Francisco Celma, ratificó cifra por cifra las cuentas que el Consejo de Administración aprobó dos días después y nunca planteó objeciones.

Dichas cuentas pasaron de ofrecer unos beneficios de 305 millones de euros a unas pérdidas de 2.979.

Tras afirmar que en ningún momento tuvo conversaciones con representantes del Banco de España en las que fuera advertido de la falta de solvencia de la entidad, el compareciente ha explicado que su salida de Bankia se produjo al ser nombrado miembro del Consejo de Administración de Iberdrola. En los ocho meses que estuvo en la entidad financiera (entre julio de 2011 y abril de 2012), percibió un total de 163.000 euros.

"IMPUTADO DE RONDÓN"

El abogado de Acebes, Carlos Aguilar, ha señalado que la declaración ha ido "bien" y que su representado fue incluido en la querella de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) "de rondón". De igual modo, ha subrayado que el exministro no formaba parte de la entidad cuando se reformularon las cuentas de mayo, cuando se aprobó la fusión de las siete cajas de ahorros que integraron la entidad ni cuando se llevó a cabo la salida a Bolsa.

A los 33 exconsejeros imputados, así como a Bankia y a BFA en calidad de personas jurídicas, se les atribuyen indiciariamente y de forma genérica los delitos de falsificación de cuentas, administración desleal, maquinación para alterar el precio de las cosas y apropiación indebida.