POLÍTICA
19/03/2013 21:45 CET | Actualizado 19/05/2013 11:12 CEST

Aznar pide "restaurar la ejemplaridad y la transparencia"

EFE

Aznar está preocupado. Preocupado por la transparencia, preocupado por las clases medias y, aunque esto no sea novedad, preocupado por la unidad de España. Lo que no le preocupa es la guerra de Irak, de cuyo décimo aniversario no ha dicho ni una palabra.

El presidente de FAES y expresidente del Gobierno, que participaba en la presentación de un libro escrito por Raúl Díez Canseco, expresidente de Perú, ha alertado del peligro que, a su juicio, supone que "se difunda una sospecha general sobre todo y sobre todos, dañando el vínculo de lealtad entre instituciones y ciudadanos".

"No es aceptable", para Aznar, que haya gente que no pueda "ejercer su tarea con libertad y sin presiones" y que haya quien dice "hacer política" y la hace "sin honradez ni transparencia".

Refiriéndose al caso Bárcenas sin nombrar a Bárcenas, como ya es costumbre en miembros del PP, Aznar ha lamentado "que se quiera hacer del Estado de derecho un espectáculo que es lo contrario de la ejemplariedad, que se difunda una sospecha general sobre todo y sobre todos dañando el vínculo de lealtad entre instituciones y ciudadanos". "Hay que restaurar la ejemplaridad, la transparencia y el valor de las leyes, en cuya pérdida se encuentra el origen último de nuestra crisis", ha añadido.

Aznar ha querido defender a las clases medias asegurando que "sin clases medias, ni hay estabilidad, ni hay progreso ni emprendimiento". "Esos sectores deben sentir su importancia, que sus esfuerzos sean reconocidos", ha pedido el expresidente del Gobierno, quien cree que "fortalecer las clases medias es absolutamente central" y ha pedido que se les reclame "un esfuerzo justo" en esta crisis.

También ha arremetido contra quienes "abiertamente" declaran su voluntad de "destruir la nación", aquellos que, ha denunciado sin citar a nadie en concreto, "utilizan las mismas instituciones cuya legitimidad niegan para promover la secesión".

NI PALABRA DE IRAK

De lo que no ha dicho ni palabra es del décimo aniversario de la guerra de Irak, que contó con el respaldo de su Gobierno a la intervención militar liderada por Estados Unidos. Cuando los periodistas le han preguntado, tanto al comienzo como al final del acto, Aznar ha hecho mutis por el foro.

ESPACIO ECO