POLÍTICA
16/05/2013 16:52 CEST | Actualizado 16/07/2013 11:12 CEST

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa ingresa en la prisión de Soto del Real

A la cárcel. El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa ha ingresado en la prisión madrileña de Soto del Real al no abonar la fianza de 2,5 millones de euros impuesta por el titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid, Elpidio José Silva, por supuestas irregularidades en la compra por parte de la entidad que dirigía del City National Bank of Florida.

Tras permanecer siete horas en dependencias judiciales, Blesa ha sido conducido, esposado, en un furgón de la Guardia Civil hasta el centro penitenciario Madrid V Soto del Real. El magistrado había ordenado la retirada del pasaporte a Blesa por apreciar riesgo de fuga.

El expresidente de Caja Madrid se convierte en el primer responsable de una gran entidad financiera condenado a prisión en España tras el estallido de la crisis.

furgon

UNA COMPRA "ABERRANTE"

El auto del magistrado, demoledor, califica de "aberrante" la compra por parte de Caja Madrid del City National Bank de Florida no por la operación en sí, sino por el momento de realiar: en pleno "tsunami" económico. A su juicio, y tras escuchar la declaración de Blesa, afirma que la "tormenta perfecta" en la entidad no dependió de constantes climatológicas, sino del "proceder directo" de su expresidente.

El juez Silva ha tenido en cuenta para fundamentar su decisión el informe remitido por el Banco de España para sostener que la operación implicó pérdidas de 500 millones de euros. "Bajo una apreciación causal la conducta del imputado ha podido ocasionar directamente daños y perjuicios económicos severos a la entidad que presidía", señala.

"No parece que nos hallemos ante eventos fortuitos o cursos causales de todo punto inesperables, sino ante una pérdida plenamente previsible y anticipable, de no ser -en la hipótesis más favorable al imputado- por la ausencia total de la mínima diligencia en la gestión y destino proyectado para los fondos de Caja Madrid, máxime ante una cuantía tan elevada", recoge el auto.

"Y todo ello unido al curso causal dimanente de la crisis económica imperante, posiblemente condujo al colapso a al entidad financiera. En definitiva, aquí la 'tormenta perfecta' no dependió de constantes climatológicas, sino del propio proceder directo del imputado Miguel Blesa", resalta el texto.

Blesa había sido denunciado por el sindicato Manos Limpias, que amplió su denuncia sobre el crédito de 26,6 millones de euros concedido a Gerardo Díaz Ferrán para que se investigara también la millonaria operación llevada a cabo en el extranjero.

"PÉSIMA GESTIÓN"

Silva considera que detrás de la compra por parte de Caja Madrid del City National Bank de Florida hay una "pésima gestión bancaria indiciada" que provocó pérdidas de 500 millones de euros en una operación en la que no se analizó de forma "mínimamente" solvente la viabilidad, el riesgo y el nicho del mercado.

El juez Silva ha adoptado las medidas cautelares después de haber interrogado de urgencia al máximo responsable de la caja madrileña por la adquisición en abril de 2008 del 83% del que fuera el sexto mayor banco privado del estado de Florida por un importe de 927 millones de dólares. Caja Madrid se hizo con la totalidad de la entidad estadounidense en 2010 aportando otros 190 millones de dólares.

En la resolución en la que Blesa era citado, el juez sostenía que, aunque "obviamente" no se desprenden "evidencias e indicios tan prolijamente" en esta compra como en la de la concesión del crédito a Marsans, "el Banco de España sí que ha visto conexidad" en un informe que le ha remitido recientemente, fechado el pasado 19 de abril.

De esta forma, el supervisor apuntaba en su documento a que la adquisición del banco se hizo de manera que "pueda eludirse el preceptivo control de la consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid" y que su precio excedió al que abonaron el Banco Popular y el Banco Sabadell en la compra de otras entidades en Miami.

Además, la OCC (Office of the Comptroller of the Currency), departamento independiente del Tesoro de Estados Unidos, ha reseñado "déficit muy relevantes en la supervisión del equipo directivo de la entidad, de cara a la debilidad económica general, sin que esté implantada estrategia viable de negocio".

La oficina americana también ponía de manifiesto el "alto y creciente riesgo estratégico", es decir, explica el juez, "la escasa o nula capacidad de reacción", de manera que la previsión de crecimiento propuesta por Caja Madrid para los años 2000-2014 "está seriamente desorientada, e ignora manifiestamente la atonía económica imperante".

Caja Madrid, aún con Blesa en su presidencia, anunció en 2008 la compra del 83% del City National Bank of Florida por 927 millones de dólares (unos 618 millones de euros en aquel momento) y posteriormente se hizo con el 100 % de la entidad aportando otros 190 millones de dólares (unos 127 millones de euros).

Para el juez, la compra del banco norteamericano por parte de Caja Madrid se hizo prácticamente por el valor en libros de la entidad, unos 1.121 millones de dólares, pero teniendo en cuenta el deterioro del fondo de comercio del banco, la operación pudo acarrear a la caja unas pérdidas de 500 millones de euros.

Auto Jzdo. Instrucción 9 (Prisión Miguel Blesa)

ESPACIO ECO