TENDENCIAS

Cómic sobre Gabriel García Márquez: Gabo y la historia de cómo surgió 'Cien años de soledad'

25/06/2013 16:19 CEST | Actualizado 25/06/2013 18:13 CEST
SINS ENTIDO

Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo

El principio de Cien años de soledad, la novela más conocida de Gabriel García Márquez, no se le ocurrió a Gabo frente a una máquina de escribir o garabateando en una libreta. Era el verano de 1965 y en la carretera de Acapulco (México) se detuvo un coche blanco. El conductor tuvo que parar para madurar la idea que acababa de tener: cómo comenzar e hilvanar una obra que llevaba años construyendo y a la que pensaba haber llamado La casa.

"La carretera caliente de Acapulco, El Opel blanco, la familia feliz, la placidez de conducir, fueron los detonantes de más de veinte años de imaginación contenido. El mismo García Márquez afirma que esa tarde podría haber escrito de un solo impulso el primer capítulo de Cien años de soledad(...) El día en que iba con su familia por una carretera fue el comienzo de su construcción mágica", explica el escritor colombiano Óscar Pantoja en el anexo del cómic Gabo. Memorias de una vida mágica (Sins Entido).

Habían pasado 17 años dede que regresara a los 23 años con su madre a Aracataca a vender la casa familiar, la de los abuelos que le criaron. Fue otro momento culminante en su vida y en su obra: de camino cuando vio desde el tren una finca llamada Macondo y el regreso al pueblo, que tanto le marcó, es la anécdota con la que comienza su autobiografía Vivir para contarla.

Las viñetas y bocadillos de Gabo. Memorias de una vida mágica están concebidas como un anecdotario de su obra y de su vida. La entrega del Nobel, su historia de amor con Mercedes (a la que conoció cuando ésta tenía 11 años y a la que pidió matrimonio años más tarde), sus viajes por Europa, los paseos con su abuelo -el que le llevó a conocer el hielo- y el misticismo de su abuela... También la parte más dura -las noches que durmió con el cielo como único techo o los días recogiendo botellas y periódicos en París para ganar algunas monedas-, contadas con un tono complaciente, como si ya Gabo supiera que eran pruebas del destino antes de alcanzar la fama mundial.

UN CÓMIC, CUATRO ILUSTRADORES

"Han sido tantos los libros, tantos los estudios, tantas las anécdotas llevadas a artículos (...) que su vida se ha convertido en una multiplicidad de vidas en papel. (...) Este libro es un intento más por volver a contar su asombrosa trayectoria", tomando como eje "el instante en que la chispa prendió la luz de Macondo", escribe Pantoja, guionista del mencionado cómic.

Cuatro ilustradores, cuatro tipos de estilos con cuatro gamas cromáticas para abordar distintas etapas del cómic. Felipe Camargo, Tatiana Córdoba, Julián Naranjo y Miguel Bustos se repartieron el amarillo, el azul, el rosa y el verde para recorrer la historia personal y literaria del Nobel colombiano a lo largo de 180 páginas. Lo personal y lo literario se entrelazan en las aventuras de los cuatro 'Gabos' dibujados en este cómic. Aquí puedes ver algunas de las páginas:

gabo comic

gabi comic

gabriel garcia marquez comic

comic gabo

gabriel garcía marquez

gabo comic