POLÍTICA

Así será Valores Éticos, la sustituta de Educación para la Ciudadanía

15/12/2013 13:50 CET | Actualizado 15/12/2013 13:50 CET
PHOTOS.COM

La nueva asignatura de Valores Éticos, incluida en la reforma educativa, formará a los alumnos de Secundaria, de 12 a 15 años, en el concepto constitucional de nación española, y les hará reflexionar, además, sobre la corrupción, el abuso de poder, la responsabilidad fiscal y la "tecnodependencia".

Estos son algunos de los contenidos de la nueva asignatura incluida en la Ley Orgánica sobre la Reforma Educativa (Lomce), según el borrador del proyecto de real decreto por el que se establece el currículo básico de la educación Primaria, Secundaria y de Bachillerato.

Con la Lomce desaparece Educación para la Ciudadanía y tanto Valores Sociales y Cívicos (en Primaria) como Valores Éticos (en Secundaria) son asignaturas alternativas a la de Religión. Los alumnos tendrán que elegir entre Religión o la de Valores pero también podrán estudiar ambas.

LAS CLAVES DE LA REFORMA EDUCATIVA

Entre los criterios de evaluación de Valores Éticos, el texto cita, por ejemplo, "conocer y valorar los fundamentos de la Constitución Española de 1978, identificando los valores éticos de los que parte y los conceptos preliminares que establece".

Se pedirá a los estudiantes que describan los conceptos preliminares delimitados en la Constitución y su dimensión ética, tales como la nación española, la pluralidad ideológica y las funciones de las Fuerzas Armadas a través de la lectura "comprensiva y comentada" de los artículos 1 al 9.

En dichos artículos se cita que España es "un Estado social y de derecho", la forma política es la "monarquía parlamentaria", "la soberanía nacional reside en el pueblo español" y "la Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas".

TOLERANCIA Y ÉTICA

A los alumnos también se les pedirá que sean capaces de destacar los problemas relativos a la intolerancia, la exclusión social, la discriminación de la mujer, la violencia machista, y la existencia de actitudes como la homofobia, el racismo, la xenofobia, y el acoso laboral y escolar.

En el apartado de Reflexión Ética, los estudiantes tendrán que destacar, entre otras, algunas de las consecuencias negativas que tiene el hecho social de la corrupción, la mentira, el abuso de poder, la intolerancia, la insolidaridad o la violación de los Derechos Humanos.

También deberán reconocer "la responsabilidad fiscal de los ciudadanos y su relación con los presupuestos generales del Estado como un deber ético para contribuir al desarrollo del bien común", así como la conservación de todos los bienes y servicios públicos.

Reflexionarán, además, acerca del "impacto que tienen los medios de comunicación actuales en la vida moral de las personas y de la sociedad". La defensa de los derechos del menor, actuar contra el abuso sexual, el trabajo infantil o el fenómeno de los niños soldados son otras materias que saldrán en la asignatura.

RIESGOS DE LA "TECNODEPENDENCIA"

Por otra parte, los alumnos analizarán los riesgos de la "tecnodependencia para el ser humano", como una adicción incontrolada a los dispositivos electrónicos, "conduciendo a las personas hacia una progresiva deshumanización".

También habrá un bloque dedicado a la reflexión crítica sobre los proyectos científicos en relación con el respeto y los valores éticos, y "la necesidad de poner límites éticos y jurídicos" en la aplicación y uso de la investigación para "garantizar el respeto a la dignidad humana, los derechos fundamentales y la protección del medio ambiente".

TE PUEDE INTERESAR...

NOTICIA PATROCINADA