Una de cada cuatro bajas laborales en 2013 fue causada por estrés laboral, según un estudio de la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo (AEEMT), un problema que afecta a 40 millones de europeos. La vuelta al trabajo después de las Navidades puede poner a prueba los nervios de cualquiera, pero aunque no se pueda evitar, sí pueden seguirse prácticas sanas en la alimentación y cuidado personal para evitar el estrés.

La doctora Michela Barichella, especialista en Ciencias de la Alimentación, Dietética y Nutrición Clínica, explica que la clave es centrarse en "las frutas y verduras de gran colorido: especialmente rojo y morado", tal como recogen nuestros compañeros italianos de L'Huffpost. También hay buenas noticias para los golosos, pues el chocolate "mejora el humor y el estado de ánimo, y actúa como antidepresivo natural". De las grasas que se acumulan, basta con no abusar, lo mismo que con el vino: sin excederse, y teniendo en cuenta que siempre es más sano que un refresco. Para los más estresados "se pueden explotar los beneficios de la leche fermentada, que fortalece el sistema inmunológico".

El chocolate y el vino, y otros alimentos recomendables en la mesa de aquellos cuyos nervios se disparan con el trabajo, en fotos.

Loading Slideshow...
  • 1.LECHE

    De acuerdo con un estudio publicado en el British Food Journal, el contenido de fosfolípidos en la leche tiene la capacidad de actuar positivamente en el estado de ánimo, la función cognitiva y la respuesta al estrés. El estudio, realizado por la Universidad de Trier, en Alemania, se llevó a cabo durante tres semanas en 46 adultos y demostró que una ingesta diaria de los fosfolípidos de la leche fue acompañada por una mejora de la memoria y una mayor capacidad, tanto psicológica como endocrina, para reaccionar contra el estrés, especialmente en sujetos sometidos a niveles altos y crónicos de estrés.

  • 2. CHOCOLATE

    En Estados Unidos han demostrado que 40 gramos de chocolate negro al día durante dos semanas reduce los niveles de hormonas de estrés en personas especialmente tensas. Otro estudio realizado por la Universidad de Adelaida, en Australia, ha concluido que el fondant trabajar más que el placebo en la reducción de la presión arterial y reduce la hipertensión.

  • 3. VINO

    Según una investigación realizada por la Universidad de Madrid, un vaso de vino tinto al día ayuda a prevenir la depresión, la ansiedad y el estrés. El vino mejora la circulación sanguínea, reduce la presión arterial, tiene antiinflamatorios y antirradicales libres, los que protegen de los radicales libres que causan el estrés oxidativo.

  • 4. PISTACHOS

    Los pistachos ayudan a bajar la presión arterial y controlar el estrés diario y el colesterol. Así lo confirma un nuevo estudio de la Universidad Estatal de Pennsylvania, también publicado en <em>Hypertension</em>, la revista especializada de la Asociación Americana del Corazón.

  • 5. NUECES

    Una investigación publicada por el <em>Journal of the American College of Nutrition</em> muestra que una dieta diaria rica en nueces puede ayudar a nuestro cuerpo a contrarrestar los efectos biológicos relacionados con el estrés. Sólo un par de nueces por día, tal vez en el desayuno.

  • 6. LIMONES

    Contiene grandes cantidades de antioxidantes, tales como vitamina C y anticianósidos, capaces de purificar y proteger a las células del hígado, favoreciendo su regeneración. Para purificarse y desintoxicarse, es recomendable beber un zumo de limón por la mañana con el estómago vacío.

  • 7. LENTEJAS

    Contienen fibras que estimulan la sensación de saciedad, el magnesio tiene calcio y produce un efecto relajante, lo que reduce la ansiedad. Consumidas 3 ó 4 veces a la semana, contribuyen a la desintoxicación del cuerpo y la eliminación de toxinas causadas por el estrés. Una porción es equivalente a 4 cucharadas de legumbres secas en remojo.

  • 8. LOMBARDA

    Todas las frutas y verduras de color morado contienen anticianinas que protegen contra las enfermedades cardiovasculares, mejoran la claridad mental, neutralizan el estrés oxidativo, e incluso ayudan a prevenir el cáncer.

  • 9. TISANA

    También son recomendables hierbas como la manzanilla, la valeriana, la flor de naranja, el bálsamo de limón, la hierba luisa y la malva.

  • 10. YOGUR

    Regenera la flora intestinal y favorece la producción de serotonina, la hormona que produce el cerebro y se relaciona con el bienestar. Para aprovechar las ventajas de sus propiedades, se necesitan 125 g de yogur natural al día.