TENDENCIAS

Puyas al gobierno y homenaje a Armiñán en la fiesta previa a los Goya 2014 (FOTOS)

21/01/2014 12:41 CET | Actualizado 21/01/2014 13:14 CET

El cine español está "muy vivo" como lo demuestra la altísima calidad de las películas nominadas a los Premios Goya, pese a los "momentos que atraviesa" y las "zancadillas que de vez en cuando" se le ponen. Eso, al menos, fue lo que dijo este lunes el presidente de la Academia del Cine, Enrique González Macho, durante la celebración en los Teatros del Canal de la tradicional Fiesta de Nominados de los XXVIII Premios Goya que sirve de gala previa a la ceremonia, que se celebrará el 9 de febrero.

gonzalez macho

González Macho explicó que aunque 2013 fue un año un "poco peor" que el anterior en cuanto a cuota de pantalla, destacaba "lo que está el cine pese a las dificultades". "El talento y la creatividad no nos los van a quitar", dijo. Macho felicitó también a Esteban Crespo, el español nominado a los Oscar por su corto Aquel no era yo. De pie en mitad del patio de butacas, Crespo recibió los aplausos y felicitaciones de sus compañeros.

Antes de la celebración del acto, muchos de los nominados atendieron a los medios de comunicación. Así, Marisa Paredes quiso destacar la "creatividad" del cine español y apostó por una gala de los Premios Goya reivindicativa con el Gobierno y con el ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, porque se está "masacrando la cultura". "Se lo hemos dicho muchas veces y yo creo que es bueno que se lo volvamos a decir. Si el ministro no puede hacer nada, que se vaya a su casa", dijo. Además, el actor Carlos Bardem se volvió a manifestar en contra de la subida del IVA cultural.

arminan

GOYA DE HONOR A ARMIÑÁN

Durante la gala, presentada por Aitana Sánchez-Gijón, se concedió el Goya de Honor al escritor y director Jaime de Armiñán, que se mostró "abrumado" porque no le gustan "los saraos ni las fotos", aunque se sentía "contento y orgulloso" por el reconocimiento de sus compañeros.

El director recibió el premio de Julia Gutiérrez Caba en medio de un largo aplauso y con todo el público en pie. Armiñán ha revelado que cuando le llamó González Macho para comunicarle el premio pensó en decirle: "¡ya era hora de que me lo dierais", pero "afortunadamente" se lo pensó dos veces y no lo dijo. "Gracias mil veces, gracias" (lo que volvió a poner al público en pie).

EL PHOTOCALL

En cuanto al vestuario, predominó la sobriedad, el negro y el vestido de cóctel o pantalón, aunque algunas como Aura Garrido o Nathalie Poza tentaron los tiros largos, la primera con un espectacular vestido ajustado de corte oriental y estampado floral, y la segunda con uno de gasa verde.

Maribel Verdú desfiló rápidamente con camisa blanca y pantalón, ambos de Armani, mientras que Marian Álvarez optó por un mono negro de escote cruzado de Topshop.

Nadie, por supuesto, quiso desvelar qué tienen preparado para el día de la gran gala, el próximo 9 de febrero, aunque algunos, como Javier Cámara, advierten que están dispuestos a todo. "Yo me atrevo con el rojo de Messi si hace falta", aseguró.

La fiesta previa a los Goya 2014