Huffpost Spain
Guillermo Rodríguez Headshot

Cómo han (mal)utilizado Twitter los candidatos

Publicado: Actualizado:

Hace 20 años, las campañas electorales se limitaban a mítines y entrevistas en los medios de comunicación.

En 2014, las campañas electorales se limitan a mítines, entrevistas en los medios —cuando conviene— y abrir una cuenta del candidato en Twitter y Facebook.

Pese a que 20 años han dado para dar un giro radical a la forma en la que se comunica la sociedad, los políticos siguen aferrados a las costumbres de antaño. Es cierto que, por ejemplo, elementos tan simbólicos como la pegada de carteles han ido desapareciendo, pero los candidatos no han sabido, o no han querido, adaptarse a las nuevas tecnologías como medio de conversar con lo que, subidos al estrado en un mitin, llaman Pueblo.

SIN DIÁLOGO

En las elecciones europeas que se celebran mañana puede ser que alguno de los votantes tenga en cuenta lo que ha dicho tal o cual candidato en la televisión (recuerden la ínclita superioridad intelectual de los hombres frente a las mujeres), pero a ninguno le habrá cambiado la intención de voto un tuit, un mensaje en Facebook o un ‘diálogo’ en las múltiples plataformas sociales de Internet.

Casi todos los candidatos han contado con su cuenta de campaña en Twitter o Facebook, con la excepción del representante de UPyD, Francisco Sosa Wagner. Y todos, sin excepción, han incurrido en un mal uso de las redes sociales. En este caso no ha habido bipartidismo, sorpasso o sorpresas de última hora: todas las cuentas se han limitado a hacer mítines de 140 caracteres.

“Si te metes en una red social que permite el contacto directo con la gente, debes fomentar el contacto directo con la gente. Si sólo quieres lanzar mensajes, hay mejores formas de hacerlo que Twitter”, afea a las formaciones políticas Miguel Rubio, Director del área digital de la consultora de comunicación y relaciones públicas Porter Novelli Iberia. Su críticas no son tanto por la forma sino por el fondo: “Sorprende el poco uso de la conversación” entre el político y la ciudadanía, lamenta para sentenciar: "Utilizan Twitter como si fuese una cuña de radio".

A su juicio, la clave del buen uso de Twitter hubiera pasado por “ser sintético en los mensajes y conversar”. Pero es que ni siquiera los candidatos han aprovechado sus cuentas para recomendar sus propios contenidos, todo aquello que se genera en torno al líder. “Tienen su programa electoral, su canal de YouTube, sus PDF, sus propias páginas web… Hubieran podido utilizar Twitter como una extensión del contenido. Por ejemplo, si un tuitero te hace una pregunta puedes responder diciendo que está en el punto tal del programa electoral y enlazar al texto. O promocionar, por ejemplo, lo que ha escrito en su web el candidato, la entrevista que le han hecho un medio de comunicación, etcétera”, insiste Rubio.

Según el estudio elaborado por Porter Novelli de los candidatos en Twitter durante esta campaña electoral, en la segunda semana se redujo la interacción con los seguidores respecto a la primera, que tampoco ofrecía datos como para tirar cohetes. Y en este caso, como dice el refrán, en el país de los ciegos el tuerto es el rey. Los reyes serían Josep María Terricabras (ERC, con casi 13.000 followers) y Elena Valenciano (PSOE, con casi 19.000 seguidores en su cuenta personal y 2.200 en la de su candidatura) por ser los que más mensajes contestaron (12,5 y 5,4% de sus tuits, respectivamente).

Javier Nart (Ciudadanos, casi 6.200 seguidores), dedicó el 4,8% de sus mensajes a responder. La tarjeta roja iría, sin duda, para Migue Arias Cañete (PP, casi 20.000 followers), quien directamente obvió cualquier posibilidad de interacción con la gente que le seguía.

Estas son las estadísticas del popular:

canete

YO Y SÓLO YO

Las cuentas de los candidatos fueron un canto al yoísmo, en primera instancia, y a zurrar al contrario, en segunda. Según el estudio, dedicaron el 80% de sus mensajes a expresar sus opiniones. “Sólo [Ramon] Tremosa (CiU), Iglesias y [Jordi] Sebastiá (Compromís) se apartan ligeramente de esta tendencia, ya que entre el 30 y el 50% de sus tuits han sido recomendaciones de otros contenidos, como artículos, vídeos, etc”, apuntan desde Porter Novelli Iberia.

Esa tendencia a mirarse al ombligo contribuyó a multiplicar el número de mensajes publicados en Twitter. Algunos, como Jordi Sebastiá, sufrió de incontinencia: escribió más de 135 tuits diarios. Cañete, Nart y Terricabras se limitaron a poco más de tres mensajes al día, mientras que Elena Valenciano se quedó en 23, la mitad que Willy Meyer (IU).

Como bien saben los tuiteros, en muchas ocasiones no importa tanto lo que digas como el número de seguidores que tengas. Porque en Twitter, el tamaño sí importa. En este apartado hay un claro vencedor: Pablo Iglesias (Podemos, 167.000 seguidores), cuyos followers suman más que todos sus rivales juntos. El por qué es sencillo: Iglesias, que se prodiga en los medios de comunicación con una efectividad envidiable, lleva desde junio de 2010 en Twitter. Una virtud que, en su envés, encierra un rapapolvo de Miguel Rubio: "Sorprende que una persona tan joven, que vende tanto el tema de la renovación y que lidera una formación que por su naturaleza es de las que más partido puede sacar de Internet, no haya hecho un esfuerzo más en Twitter. Es el que más followers tiene y más tuitea, pero echo en falta la participación con los usuarios".

Sin embargo, es Arias Cañete el candidato que más ha ganado en seguidores --con un aumento del 14%--, hasta tal punto que ha igualado el número de seguidores de su máxima rival, Elena Valenciano. A ambos les supera Alejo Vidal-Quadras (Vox) con más de 24.000 followers.

Desde Twitter alegan "no tener una opinión sobre qué políticos han tuiteado mejor" durante esta campaña. Tal vez ahí radique el problema: si la compañía no lo sabe, los políticos no van a ser menos.

MÁS DATOS:

  • Según el software de comunicación Augure, Elpidio José Silva (RED) y Pablo Iglesias (Podemos) son los que cuentan con más influencia digital.
  • El 51% de los cabeza de lista europeos no está presente en las redes sociales.
  • Líderes europeos como Martin Schultz o Jean-Claude Jünker superan a los españoles en interacción y presencia online.
  • Las elecciones europeas están muy alejadas de otros eventos como Eurovisión: los más de 370 mil tweets haciendo referencia a los comicios europeos durante el último mes, no alcanzan a los más de 5 millones de tweets generados en menos de 24 horas durante el festival de música.
Close
Lo más retuiteado de los candidatos
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

Elecciones Europeas 2014-candidatos españoles al Parlamento Europeo - Para saber más entra en Elecciones Europeas 2014-candidatos españoles al Parlamento Europeo

Sugerir una corrección

En Internet

Elecciones europeas de 2014

Elecciones al Parlamento Europeo de 2014 - Wikipedia, la ...

Elecciones al Parlamento Europeo - Wikipedia, la enciclopedia libre

Elecciones europeas - European Parliament

EUROPA - Elecciones europeas 2014

Resultados sin suspense en el escrutinio

El auge de los populistas presagia una nueva era política en Reino ...