TENDENCIAS

Actividades de verano diferentes: nadar como una sirena (FOTOS, VÍDEO)

05/08/2014 08:02 CEST | Actualizado 25/05/2016 17:21 CEST
SIRENAS MEDITERRANEAN ACADEMY

Hay cientos de actividades que se pueden llevar a cabo en las playas españolas cada verano, pero hay una en la ciudad de Tarragona que es única: realizar un curso de sirena. Aunque pueda parecer disparatado, convertirse por un rato en un ser con aletas en vez de piernas no solo permite ponerse en forma y vivir una experiencia hasta ahora irrealizable, también es un modo para conocer algo más la historia en torno a este personaje mitológico y la de las playas donde se practica. "Fue en el Mediterráneo donde nació la mitología", apunta a El Huffington Post Susana Seuma, una de las impulsoras del proyecto.

Seuma es una enamorada de las sirenas y un día decidió convertir, ya pasada la treintena, su sueño infantil en una realidad. Así creó la Sirenas Mediterranean Academy junto a su pareja, Alejandro Rodríguez. Ambos son expertos viajeros y comprobaron en algunas de sus visitas a Estados Unidos y Asia que la idea de convertirse en sirena o tritón era posible. Se lo tomaron en serio: aunaron la naturaleza y los deportes acuáticos en su proyecto. Estar en el agua, practicar ejercicio físico y que los participantes al curso estén unidos por una indumentaria común que les hace sociabilizar entre ellos son los principales atractivos que Seuma sugiere a la hora de animarse a acudir a uno de estos cursos.

(Sigue leyendo después del vídeo)

Los materiales que utilizan varían en función del lugar en el que se practique el curso y de la edad de los participantes, y van del neopreno propio del submarinismo a otros tejidos más comunes en la natación. La cola no intimida a los niños (se puede ser sirena a partir de los ocho años) y hay bastante igualdad de género entre los clientes más jóvenes. En cuanto a los adultos, de momento se animan más las mujeres que los hombres, pero sus responsables han detectado que son ellos quienes también se animan a repetir, al comprobar que el esfuerzo físico que realizan repercute en sus abdominales. Algo que siempre preocupa más a los chicos, cuenta Seuma.

Un curso de bautismo para convertirse en sirena o tritón dura 90 minutos y cuesta 39 euros. En él, los monitores ayudan a adaptarse al cambio físico que se experimenta al prescindir de las extremidades inferiores, y enseñan los diferentes estilos con los que se puede practicar esta nueva modalidad, algunos de ellos aptos para realizarse en una piscina. Aquellos alumnos que alcancen ciertas destrezas pueden acceder a un nivel avanzado en las playas de Tarragona capital. Sin embargo, estos originales cursos tienen una intención itinerante, y los organizadores aspiran a cubrir toda la zona de la Costa Dorada.

Escuela de sirenas

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

OFRECIDO POR NISSAN