POLÍTICA

El Gobierno aprueba recurrir la consulta porque "atenta" contra los derechos de los españoles

29/09/2014 12:44 CEST | Actualizado 29/09/2014 14:33 CEST

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que cumple su "obligación" de recurrir ante el Tribunal Constitucional la consulta convocada por la Generalitat porque "atenta gravemente" contra los derechos de todos los españoles y es "abiertamente contraria" a la Constitución.

Rajoy ha hecho una declaración institucional en el Palacio de La Moncloa tras el Consejo de Ministros extraordinario que ha aprobado impugnar la ley de consultas y el decreto de convocatoria ante el Alto Tribunal.

"No hay nada ni nadie ni poder ni institución alguna que pueda romper el principio de soberanía única e indivisible sobre la que se basa nuestra convivencia", ha señalado el jefe del Ejecutivo.

Según el presidente, "el Gobierno no puede ni debe hacer otra cosa distinta desde el punto de vista estrictamente político, no cabe obrar de otra manera". La consulta "va en contra de la ley, desborda la democracia, divide a los catalanes, los aleja de Europa y del resto de España y perjudica gravemente a su bienestar", ha advertido.

"Sin ley no hay democracia ni respeto a los derechos de los ciudadanos", ha defendido. "Sin ley tampoco hay política", ha añadido, aludiendo a los "lazos" de hermandad que en los últimos años han producido la época de mayor bienestar y autonomía para Cataluña.

En este tono, ha aseverado: "Aún estamos a tiempo de enderezar el rumbo, superar una dialéctica estéril de confrontación y buscar un diálogo fructífero".

MAS SERÁ RESPONSABLE DE LA "FRUSTRACIÓN" EN CATALUÑA

Esa consulta no verá la luz, ha agregado el presidente, quien de cara al futuro ha asegurado que buscará "todo el dialogo dentro de la ley y ninguno fuera de la ley".

Según el presidente, "quien ha puesto en marcha este proceso" "es responsable de las consecuencias", en una referencia clara al president de la Generalitat, Artur Mas. Entre ellas está la "frustración" de buena parte de los catalanes que quieren votar y a quien la Generalitat ha dado alas sabiendo "desde el principio" que no podía ser posible.

A la Generalitat ha acusado de practicar una política de "hechos consumados", tomando "decisiones unilaterales" sin consenso y exigiendo luego al Gobierno central que los acepte. "Se han tomado decisiones unilaterales pretendiendo llegar a un punto de no retorno que obligara al resto a aceptarlo sin más", ha lamentado. Todo pese a la reiterada oferta de diálogo de Rajoy a Mas, a quien ha recibido siempre que se lo ha pedido.

"CONSULTA ANTIDEMOCRÁTICA"

La "soberanía reside en el pueblo español en su conjunto", por lo que "una parte no puede tomar decisiones sobre lo que afecta a todos", ha destacado. Así lo dice la Constitución, ha continuado el presidente, que ha manifestado que la Carta Magna es "reformable" pero este referéndum no encaja en la ley de leyes.

Para el presidente, "es falso" que el "derecho a votar y decidir" se pueda hacer de manera "unilateral" por parte de una comunidad.

En referencia a Artur Mas, Rajoy ha señalado que es "un recurso demagógico apelar a algo que suena bien", pero que el "problema" es que "en realidad le está privando de ese derecho a quien realmente le corresponde". "La consulta es antidemocrática, el derecho que se pretender dar a unos se lo está sustrayendo a los demás", ha apostillado.

AHORA TOCA "DEFENDER" LA CONSTITUCIÓN, NO CAMBIARLA

"En este justo momento, lo importante es defender la Constitución. Esto es lo prioritario en este momento" y no modificarla, algo de lo que se puede hablar, ya que es posible por los cauces establecidos.

"Las leyes se pueden cambiar, pero siempre por los cauces democráticos establecidos", ha pedido.

PLENO EXTRAORDINARIO ESTE LUNES

El Tribunal Constitucional ha convocado un pleno extraordinario esta tarde para admitir a trámite los recursos de inconstitucionalidad presentados por el Gobierno, según han informado a Efe fuentes jurídicas.

La admisión a trámite de estas impugnaciones conllevará la suspensión de la ley de consultas y la convocatoria del referéndum, como ha solicitado el Gobierno y le permite la Constitución.

Esto, según explicó el sábado la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, el pasado sábado, supondrá también la paralización de cualquier acción derivada de las mismas. Convergencia ha llegado a poner en duda este fin de semana que se tenga que parar la campaña informativa del 9-N como consecuencia de la toma en consideración de los recursos de Moncloa.

TAMBIÉN TE PUDE INTERESAR...

Debate y participa con tu voto y tus argumentos:

Las imágenes de la convocatoria