NOTICIAS

La tecnología tiene un papel clave en el desarrollo de inteligencias múltiples

02/12/2014 10:02 CET | Actualizado 02/12/2014 10:04 CET
GTRESONLINE

Durante décadas, la inteligencia se modeló como un concepto unitario asociado al éxito académico y cuantificable a través de tests como los de coeficiente intelectual. Si eras inteligente, sacabas buenas notas. Si no, no. Sin embargo, Howard Gardner, psicólogo y profesor de Harvard, cuestionó este modelo establecido y en 1983 introdujo su teoría de las inteligencias múltiples, en la cual establecía que hay varios tipos de inteligencia.

Puede haber una persona muy buena en los negocios o en las matemáticas, pero ser a su vez menos hábil en otro ámbito como la lingüística. Para Gardner, todas las inteligencias tienen el mismo nivel de importancia y por eso deben potenciarse. Justo lo contrario de lo que defiende la educación tradicional, que premia únicamente a los alumnos que son buenos en inteligencia lingüística y matemática. Y es aquí donde entra en juego la tecnología.

"La irrupción de las nuevas tecnologías nos obliga a educar a los niños de una manera distinta", aseguraba Gardner, en una entrevista realizada en 2011, convencido de que en la actualidad el software y el hardware que existe a disposición de los docentes facilita la educación personalizada. Para él, el papel de los maestros debería ser el de guía en la educación de cada alumno, no el de "fuente de toda información y todo conocimiento" como ocurría hasta ahora, y la tecnología puede ayudar a motivar en el proceso de aprendizaje.

APPS PARA EL DESARROLLO DE INTELIGENCIAS MÚLTIPLES

Las ventajas de los dispositivos móviles en educación son ampliamente conocidas, y entre ellas destaca el poder de ofrecer a los estudiantes una enseñanza personalizada. Al tener a su disposición todo el material y una fuente de consulta, es el alumno el que se puede marcar el propio ritmo. Aplicaciones como Infaitum y Smartick, dirigidas a los más peques de la casa, adaptan sus contenidos para reforzar los aspectos que más cuestan al niño.

"La disponibilidad de ordenadores, ordenadores personales, dispositivos portátiles, tabletas gráficas... significa que ya no tenemos que enseñar la misma cosa del mismo modo ni hacer exámenes de una sola manera", decía Howard Gardner.

No sólo eso, sino que las nuevas tecnologías nos permiten potenciar algunas inteligencias específicas de forma creativa y distinta, dejando de lado la tradicional clase aburrida en la que el alumno se sienta y escribe todo lo que le dice el profesor. "Así que la cuestión es descubrir cómo aprende una persona, descubrir sus pasiones, que son muy importantes, y utilizar todos los recursos humanos y tecnológicos que nos sirvan de ayuda", añadía en la entrevista que Eduard Punset le hizo en 2011.

En EDUTEC, la Revista Electrónica de Tecnología Educativa, publicaban un número este mes de abril en el que precisamente sugerían diversas aplicaciones para potenciar cada inteligencia descrita por Gardner. Por ejemplo, para la inteligencia lingüística-verbal, sugerían Ideas for writing, una herramienta para escribir y aprender a improvisar, al mismo tiempo que iBooks para llevar el registro de un diario.

Para la inteligencia Lógico-Matemática hay muchas alternativas, como la app iThoughs para crear mapas mentales o Hopscotch para introducirse en la programación. Si lo que quieres es potenciar la inteligencia visual-espacial, puedes recurrir a iMovie para crear tus propios vídeos o a la app del Museo del Louvre para visualizar las distintas obras que se exponen en sus galerías. En Red Iris se puede consultar la lista completa ordenada por inteligencias y apps.

Tanto la investigación de Gardner como otros estudios publicados sobre este mismo tema defienden que las nuevas tecnologías, y en especial las tecnologías móviles, pueden ayudar en el proceso educativo del alumno para el desarrollo de sus inteligencias múltiples: no sólo permiten la educación personalizada, sino que ayudan a aumentar el interés de los estudiantes por la materia, incrementan su creatividad y potencian la adquisición de información.

En esta línea también se engloba mSchools, un programa educativo pionero destinado a que los estudiantes de secundaria de Cataluña trabajen en el aula con tecnología móvil a través de la creación y uso de soluciones móviles. Impulsado por Mobile World Capital Barcelona con la colaboración de Generalitat de Catalunya, Ayuntamiento de Barcelona y GSMA, mSchools tiene como objetivo mejorar el rendimiento académico de los alumnos y reducir las tasas de abandono escolar. El programa plantea un desarrollo curricular completo vinculado a la tecnología móvil y a sus aplicaciones en el entorno social y económico.

El artículo original fue publicado por Mobileworldcapital.com

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:



Ve a nuestra portada   Síguenos en Facebook   Síguenos en Twitter

MÁS SERIES