NOTICIAS

Todos pendientes de la lista de reformas que Grecia debe presentar a Bruselas

22/02/2015 13:58 CET | Actualizado 22/02/2015 13:58 CET
EFE

Alemania espera con cierto escepticismo la lista de reformas que debe presentar este lunes el gobierno griego de cara a la prórroga del plan ayuda, acordada el viernes en la última sesión del eurogrupo.

En la Unión Cristianodemócrata (CDU), el partido de la canciller Angela Merkel, y aún más en su ala bávara, la Unión Socialcristiana (CSU,) hay muchas voces que indican que es demasiado pronto para el júbilo y que la posibilidad de aprobar una prórroga depende de la lista de reformas que presente Atenas.

El Ministerio de Finanzas griego enviará este mismo domingo una carta de tres páginas a Bruselas con las reformas que pretende llevar a cabo para que las instituciones hagan una primera valoración y envíen comentarios y perfilar así la propuesta que Atenas entregará mañana.

Según apuntan medios locales, las medidas no recogen un coste concreto de las reformas, sino que son similares a las propuestas políticas, es decir, el Gobierno explica sus métodos para combatir la evasión fiscal, la corrupción, reformar la administración pública y hacer frente a la crisis humanitaria.

El viceprimer ministro griego, Yanis Dragasakis, dijo tras participar en una reunión maratoniana del Consejo de ministros que "no es algo complicado, es un proceso fácil" la elaboración de esta lista.

Fuentes gubernamentales aseguraron que la intención del Ejecutivo de Alexis Tsipras es mantenerse al margen de su plan de compromisos de reforma del Gobierno anterior y por tanto, que no aceptará en ningún caso recortes de pensiones y salarios.

"SOLO UN RESPIRO"

"El compromiso al que se ha llegado sólo da un respiro", dijo en declaraciones que publica el dominical Bild am Sonntag uno de los representantes de la línea dura de la CSU, el ministro de Finanzas de Baviera Markus Söder.

Para Söder, el resultado de las negociaciones en el eurogrupo es una victoria parcial para Alemania y sobre todo para el ministro de Finazas Wolfgang Schäuble. "Sin su actitud consecuente este resultado no hubiera sido posible", dijo Söder.

OLVIDARSE DE SUS PROMESAS

Los obstáculos que vienen son en primer lugar el análisis de las reformas que proponga el gobierno griego y, sobre todo, lo que ocurra dentro de cuatro meses cuando se tengan que negociar nuevos créditos. Para Söder, para obtener nuevos créditos en cuatro meses el gobierno griego tendría que olvidarse buena parte de sus promesas electorales.

La posición de Söder es prácticamente la de todos los diputados de la CSU en el Bundestag, donde forman un grupo parlamentario común con la CDU de Angela Merkel.

Así, por ejemplo, la líder de la CSU en el Bundestag y vicepresidenta del grupo parlamentario conjunto CDU/CSU, Gerda Hasselfeldt advirtió que los planes de reforma griegos debían ser examinados en detalle y que de ningún modo se puede aceptar un "compromiso podrido". Dentro de la CDU la actitud no es muy lejana a la de la CSU, aunque la manera de expresarla sea menos radical.

Así, por ejemplo, el diputado Ralph Brinkhaus advirtió que de la lista de reformas que presente Atenas y del análisis que hagan de ellas "las instituciones" que antes se llamaban "la troika".

Al lado de las posiciones que oscilan entre el escepticismo y el optimismo moderado hay también otras claramente críticas del compromiso y que, desde diversas perspectivas, proponen una salida ordenada de Grecia del euro.

LA SALIDA DEL EURO

La idea de una salida ordenada de Grecia del euro ha sido la bandera política central de Alternativa por Alemania (AfD), un nuevo partido euroescéptico que ha obtenido escaños en la eurocámara y en varios parlamentos regionales y le viene quitando votos por la derecha a la CDU.

Desde la academia, el director del instituto ifo, Hans Werner Sin, -uno de los economistas más conocidos de Alemania- también es partidario de un Grexit (salida de Grecia) ordenado y ha rechazado el actual compromiso, al margen de la lista de reformas que proponga Atenas.

"Más dinero no es más que un analgésico para la enfermedad griega y no ayuda a curarla", dijo Sinn en un comunicado del instituto ifo.

"Grecia se hizo demasiado cara con el euro y tiene que hacerse más barata para recuperar su competividad. Eso sólo es posible con una salida del euro y una devaluación de la dracma", agregó.

La AfD sugiere incluso que una salida del euro de Grecia debería estar acompañada de la condonación de una parte de la deuda, lo que probablemente sería inevitable debido a los problemas cambiarios que habría.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Los memes de Yanis Varoufakis

OFRECIDO POR NISSAN