INTERNACIONAL

UNRWA presenta a Amira, el bebé milagro que muestra el hambre en Yarmouk

15/05/2015 15:40 CEST | Actualizado 15/05/2015 15:47 CEST
UNRWA / RAMI AL SAYED

En mitad del horror de Siria, aún hay espacio para los milagros. El último se llama Amira y es una niña de dos meses que apenas pesa un kilo, víctima del hambre que se sufre en el cercado campo de refugiados de Yarmouk, en Damasco. Amira, pese a la pelea brutal entre tropas del Gobierno de Bachar el Asad, islamistas de Al Nusta y el Estado Islámico y facciones palestinas de los residentes en el campo -creado para proteger a los refugiados huidos de Palestina hace 67 años-, ha logrado sobrevivir y ahora está en manos de UNRWA, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos.

Chris Gunness, el portavoz de la UNRWA, explica que su imagen "debería avergonzar al mundo". "A los dos meses de edad, Amira pesa un kilogramo. Nació poco antes de que los grupos armados (de la oposición) entraran en Yarmouk y la lucha envolviera el campamento. Su padre está enfermo y se esfuerza en proporcionar a Amira y sus tres hermanos lo que necesitan. La madre de Amira describe a su pequeña hija como un bebé fruto del asedio", escribe en una nota oficial.

UNRWA ha exigido y sigue exigiendo el acceso humanitario para la población civil en Yarmouk, la gente como Amira y su familia, que están viviendo una vida "en el borde mismo de la existencia". Hay que asegurar el acceso a estas personas, que han estado bajo sitio durante años, de forma urgente. "No debemos fallar", añade el portavoz desde su oficina de Jerusalén.

Mientras tanto, la UNRWA ha asegurado el acceso a unos 3.000 civiles que han huido de Yarmouk a áreas vecinas como Yalda, Babila y Beit Saham. Sus equipos de salud han registrado niveles alarmantes de desnutrición elevada entre los niños. El 20% de los menores de cinco años que han podido salir del campo tienen desnutrición severa.

Se calcula que hay entre 15.000 y 18.000 civiles inocentes atrapados en el campo sirio.

Y ADEMÁS...

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter