TENDENCIAS

Las increíbles fotos-esculturas llenas de poesía de García de Marina

03/11/2015 07:47 CET | Actualizado 03/11/2015 10:17 CET
GARCIA DE MARINA

Las imágenes que crea García de Marina son tan especiales que describirlas como "más que fotos" es una explicación que se queda corta. Son una mezcla entre fotografía, escultura, limpieza, perfecta composición y poesía.

Cepillos de dientes con púas de madera, puros que acaban con una mecha de dinamita, discos de vinilos cuyas agujas son un compás, billetes de 50 que tras pasar por un rodillo salen reconvertidos en dos de 20 y uno de 10, granos de maíz que una vez calientes forman la palabra HOT… Sus creaciones requieren un proceso de composición que lleva varias horas, ya que ninguna (excepto una de las que ha realizado, un guante de boxeo en el que era imposible dibujar todas las constelaciones) pasa posteriormente por retoque.

García de Marina (Gijón, 1975) es un fotógrafo (y como se aprecia en sus imágenes, más que eso) que ha decidido crear un nuevo tipo de fotografía. "Yo soy de Gijón y hago imágenes de aquí, pero no quiero quedarme sólo con un paisaje", explica en conversación telefónica con El Huffington Post. Hace apenas cinco años, cuando compró su primera cámara, decidió hacer un curso de la mano del premiado fotógrafo alicantino José Benito Ruiz. Ahora, un lustro después, es Ruiz quien escribe el prólogo de su primera obra, Nimius, calificándole como "un mago entre fotógrafos".

huevo huellas

Todo empezó por un concurso al que decidió presentarse. "Era de fotografía conceptual, y yo no sabía ni lo que era eso. Mi mujer estaba haciendo una tortilla, vi un huevo abierto y se me encendió la bombilla, fue un chispazo", relata. La experiencia cotidiana, los objetos del día a día, son su fuente de inspiración. Y por supuesto, se documenta e informa para conocer a otros autores de fotografía, pintura, música, escultura… "Pretendo enriquecerme de todo tipo de arte, y buscar esa inspiración en las pequeñas cosas que me rodean y en las experiencias que voy teniendo". Por ejemplo, una vez a alguien se le cayó una taza de café en una cafetería y él lo vio. "Todo se queda ahí almacenado… y surge más adelante", cuenta de una situación que dio lugar a una de sus imágenes más curiosas y que puedes ver en la galería.

2014-11-27-9788420691824.jpg

García de Marina (que es parte de su apellido a la vez que su nombre artístico) también lee mucho sobre otras disciplinas, "psicología, neurociencia, generación de ideas, pensamiento lateral…". "Y me ayuda mucho", asegura. "Al principio, buscaba descontextualizar para sorprender. Ahora un primer impacto visual inicial, pero hay más mensajes ocultos en la foto. Siempre parto de que la gente juegue con la imaginación, de que se les escape una sonrisa", explica sobre muchos de los dobles sentidos que ocultan sus fotos. Unos significados que en ocasiones ni él mismo capta: "A veces no me doy cuenta de cosas evidentes y la gente lo ve, ven mensajes muy dispares". De hecho, asegura que la reacción que provocan sus fotos es algo personal pero también cultural: "Una vez expusieron algunas de mis imágenes en Corea del Sur, y allí les funcionaron muy bien fotos que aquí no funcionan tanto".

La obra de García de Marina ha podido verse en distintas muestras, desde 2012 a 2015, en varias partes del mundo. Ahora, la editorial Pez de Plata edita Nimius, un libro que recoge de forma cronológica algunas de sus mejores instantáneas desde 2011, pero que también "incluye unas 30 fotografías nuevas, que pueden ser parte de una siguiente exposición".

El artista participa en exposiciones y festivales de fotografía, imparte talleres de creatividad por España y forma parte de una galería de arte, pero no vive sólo de sus obras. "Creo que de esto puede vivir muy poca gente", explica sin lamentos. "Vamos poquito a poco, pero mirando siempre hacia adelante. Si en 2012, cuando creé la página de Facebook, que fue el detonante de todo, me dices que iba a surgir todo esto… no me lo creo".

Sus fotos pueden verse ahora en Argentina, hace unos meses en Rumanía y durante el mes de noviembre su obra se exhibirá en la exposición My Kingdom for a Stage, en el Hillyer Art Space de Washington D.C. (Estados Unidos) junto a la de otros autores iberoamericanos. Y disfrutar así de su fotografía para pensar y sonreír.

MÁS SOBRE FOTOGRAFÍA…

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest