Huffpost Spain

Un joven alemán podría acabar en la cárcel por escalar la pirámide de Guiza (VÍDEO)

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Un joven alemán podría acabar en la cárcel por buscar un subidón de adrenalina, concretamente, por escalar la Gran Pirámide de Guiza, en Egipto.

Andrej Ciesielski, de 18 años, quebrantó una ley de décadas de antigüedad al subir por los bloques de caliza de la pirámide del faraón Keops el pasado 18 de enero.

Llevaba consigo una cámara GoPro y se grabó escalando entre la niebla y la contaminación, como se ve en el vídeo superior.

"Tardé unos ocho minutos en llegar a la cima", escribía Ciesielski en su blog. "Pero en bajar tardé 20. ¡La seguridad es lo primero!".

Cuando bajó, la policía estaba esperándolo. "Me detuvo y me llevó a la comisaría para interrogarme. También cogieron la cámara para ver lo que había hecho", explicó Ciesielski a The Telegraph. Esto fue lo que hizo:



"Primero, querían llevarme a la embajada alemana, pero, pasado un rato, me liberaron sin mayores consecuencias", contó el joven alemán al periódico británico.

No es la primera vez que Ciesielski hace algo similar. Su perfil de Facebook está lleno de fotografías que él mismo ha tomado desde las alturas por todo el mundo.

Aquí está en El Cairo (Egipto):



En Nueva York (Estados Unidos):

Times Square vol. 3 #newyork #usa

Posted by Andrej Ciesielski on Martes, 6 de octubre de 2015



Múnich (Alemania):



Berlín (Alemania):



Varsovia (Polonia):



Y Hong Kong (China):



"Hago esto porque me gusta. Me hace sentir libre. La primera vez que me senté al borde de una azotea sentí el subidón de la adrenalina, pero ahora se ha convertido en algo bastante normal para mí", admitía el joven en una entrevista para la agencia Caters News en 2014. "Nunca he tenido ningún accidente porque siempre tengo mucho cuidado y pienso las cosas dos veces antes de hacerlas".

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Irene de Andrés y Lara Eleno.

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest