Huffpost Spain

En Japón, uno de los países más sanos del mundo, comen MUCHOS hidratos de carbono

Publicado: Actualizado:
JAPON
DANITA DELIMONT VIA GETTY IMAGES
Imprimir
Los japoneses son, en general, personas muy sanas: tienen la segunda esperanza de vida más alta del mundo (sólo por detrás de Mónaco) y una tasa de obesidad de sólo 3,5%, casi una quinta parte de la que presenta España.

¿Cuál es el motivo que explica estas buenas cifras en el ámbito de la salud?


Su dieta rica en cereales y carbohidratos.

Según un estudio realizado por investigadores del Centro Nacional de Salud Global y Medicina en Tokio (Japón) y publicado en la revista BMJ, la gente que sigue las recomendaciones alimentarias de Japón tiene un 15% menos de posibilidades de morir en comparación con las personas que no siguen esta dieta.

Las pautas nutricionales de Japón reflejan su dieta tradicional, que es rica en cereales, pescado y productos de soja, pero baja en grasas.

¿Por qué los japoneses pueden comer tantos hidratos y no engordar?


Para el estudio, 80.000 participantes respondieron a detallados cuestionarios sobre su alimentación y estilo de vida para determinar hasta qué punto seguían la dieta tradicional, y luego los investigadores estudiaron su salud durante 15 años. La cuarta parte de personas que mejor seguía las pautas de la dieta japonesa mostró un riesgo menor de muerte. Los investigadores controlaban factores como la edad, el sexo, índice de masa muscular, tabaquismo, actividad física total e historial de hipertensión, diabetes y dislipidemia.

James DiNicolantonio, científico de investigación cardiovascular en el St. Luke’s Mid America Heart Institute, es defensor acérrimo de la teoría de que el azúcar y los hidratos de carbono son la verdadera causa de obesidad y enfermedades metabólicas. También anima a los que quieran perder peso a comer más alimentos grasos y calóricos para sentirse más llenos.

Pese a todo, DiNicolantonio reconoce que la dieta japonesa rica en hidratos de carbono funciona, y señala que es por la calidad de la comida, por las pequeñas cantidades que comen y por su nivel de actividad. El experto, que no participó en el estudio, afirma que es la combinación única de macronutrientes lo que podría estar librando a los japoneses de la obesidad y las enfermedades metabólicas.

Podemos aprender mucho de la salud de los japoneses; se trata de comer alimentos auténticos y de hacer ejercicio

"Combinar un alto consumo de carbohidratos y grasas es la tormenta perfecta para la obesidad", explica a la edición estadounidense del HuffPost. "Los japoneses tienden a comer muchos hidratos (arroz y verduras), pero pocas grasas". DiNicolantonio también recuerda que los japoneses comen bastante marisco, que es rico es ácidos grasos omega-3, y que no consumen tantos alimentos procesados. Además, el japonés medio camina más de 7.000 pasos al día y ahora se ha instaurado la moda de llegar a los 10.000 pasos cada día.

Teniendo en cuenta su dieta de alimentos integrales no procesados, junto con su estilo de vida activo, no resulta sorprendente que los japoneses puedan tolerar más cereales que el occidental medio, añade DiNicolantonio.

"Creo que la mejor conclusión que podemos sacar al observar a los japoneses es que si limitamos nuestro consumo de azúcares refinados y de aceites industriales de semillas, e incrementamos nuestro consumo de omega-3, entonces podremos tolerar un mayor consumo de arroz", sostiene. "Podemos aprender mucho de los japoneses en cuanto a aspectos saludables; se trata de comer alimentos de verdad y de hacer ejercicio".

Las pautas japonesas son sencillas


En 2005 Japón publicó unas recomendaciones que representan a la perfección su historia culinaria. En vez de presentarlas en forma de pirámide como es habitual, lo hicieron en forma de peonza. Kayo Kuratani, investigador del Centro Nacional para Salud Global y Medicina y uno de los autores del estudio, destaca lo fácil que es comprender y seguir el gráfico. Además, el dibujo muestra platos completos, no ingredientes sueltos como suelen hacer las clásicas pirámides.

"El método basado en platos no sólo resulta sencillo para los que preparan comidas, sino también para quienes se las comen", explicó Kuratani al HuffPost. "Se expresa en términos de platos concretos que se comen en la mesa, y no de alimentos seleccionados o utilizados en la preparación de una comida. Esto lo hace más comprensible incluso para quien rara vez cocina".

El muñequito que corre en la parte superior representa la necesidad de actividad física. El eje representa un vaso de agua o té, y no aparece ninguna imagen de snacks, dulces ni bebidas azucaradas.

peonza

La parte superior (y más amplia) está compuesta por platos de cereales, como arroz, pan o pasta, de los que se recomienda tomar entre cinco y siete porciones al día. Esto va seguido por cinco o seis raciones de verdura, y luego la peonza va estrechándose hasta las tres o cinco porciones de proteína, entre las que se incluyen platos de carne, pescado, huevos y soja. La parte inferior de la peonza se divide en dos: dos raciones de fruta y otras dos de leche y productos lácteos al día.

Qué podemos aprender de Japón


La doctora Lydia Bazzano, investigadora de nutrición y diabetes de la Universidad de Tulane, señala que la peonza puede resultar engañosa para los occidentales. La especialista añadiría que estas pautas alimenticias varían dependiendo de la edad, el sexo y el nivel de actividad. Un hombre joven muy activo, por ejemplo, puede tomar más hidratos que una mujer mayor sedentaria.

"Para las personas con una elevada actividad física, seguir una dieta baja en grasas con un alto consumo de cereales no supone un problema para la salud ni una causa de obesidad", asegura Bazzano. "Sin embargo, entre las personas menos activas, un alto consumo de carbohidratos, especialmente si son procesados, puede contribuir a una mala salud y/o a la obesidad".

El Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar de Japón realizó una importante actualización en la última guía: como los japoneses tienen una dieta basada principalmente en el arroz blanco y este alimento se asocia a un incremento del riesgo de sufrir enfermedades crónicas, la guía de 2010 recomienda que los carbohidratos no superen el 65% de la dieta, y que la gente incorpore más granos integrales, como el arroz integral, explica Kuratani.

Aun así, la dieta japonesa ideal nos recuerda que no existe una sola fórmula para conseguir un peso saludable y evitar enfermedades cardiovasculares. Así que la próxima vez que alguien te censure por llevar pasta en el tupper, explícale que estás siguiendo el régimen de la peonza japonesa.

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido adaptado del inglés por Marina Velasco Serrano

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Close
Pautas para evitar el sobrepeso y la obesidad
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest