Huffpost Spain

Adelinde Cornelissen se retira de una prueba para salvar la vida de su caballo

Publicado: Actualizado:
ADELINDE CORNELISSEN
Adelinde Cornelissen, of the Netherlands, pats her horse Parzival, after competing in the equestrian dressage competition at the 2012 Summer Olympics, Friday, Aug. 3, 2012, in London. (AP Photo/David Goldman) | ASSOCIATED PRESS
Imprimir

La atleta de doma ecuestre holandesa Adelinde Cornelissen, de 37 años, se ha retirado de la competición cuando optaba al podium al darse cuenta de que su caballo Parzival había caído enfermo.

Cornelissen decidió que la salud de su caballo era más importante que ganar una medalla olímpica. Cornelissen ya se hizo con un bronce y una plata en los Juegos Olímpicos de Londres de 2012.

La jinete de doma compartió en redes sociales su postura en un emocionante mensaje:

"Había decidido que no iba a competir, pero ahora la temperatura había vuelto a lo normal, [el caballo] estaba comiendo y bebiendo bien, yo tampoco quería decepcionar al equipo. En el fondo de mi mente sabía que no teníamos posibilidades: ¿Qué podía hacer?

Dormí en los establos, comprobé cada hora como estaba Parzi, no iba a dejarlo solo. Mi amigo, mi amigo, el caballo que me ha dado toda su vida no se merecía esto.

Después de debatir con varios veterinarios sobre el estado de salud del caballo, se le dio luz verde para competir.

Decidimos darle la oportunidad. La fiebre había bajado y creímos que los tóxicos estaban fuera de su sistema. Todavía tenía un poco de hinchazón en la mandíbula, pero parecía que iba a menos.

Después del doble control con los veterinarios, la conclusión fue que el caballo había sido mordido por un insecto, araña o algún tipo de animal que produce sustancias tóxicas. El caballo contrajo fiebre y tenía la cabeza hinchada el día antes del evento. Le dieron líquidos, le hicieron pruebas de sangre y pasó por los Rayos-X. Finalmente su temperatura bajó y la hinchazón disminuyó".

(Sigue leyendo tras la foto)

Sin embargo, transcurridos unos instantes de competición, la corredora decidió abandonar la prueba para que su caballo no corriese peligro. El animal tiene 19 años y juntos habían conseguido la plata individual y el bronce por equipos en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012.

La propia atleta concluía su mensaje de este modo:

"Con tal de protegerlo, decidí renunciar... Mi compañero, mi amigo, el caballo que lo ha dado todo por mí toda su vida no se merece que lo ponga en peligro... Así que sólo saludé y me retiré de la arena".

(Me enfrentaba a una difícil elección)

Este sábado, Cornelissen ha escrito otro mensaje en Facebook en el que detalla que el caballo está feliz y bien de salud:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- 31 cosas que no sabías de Paloma del Río

- La (casi) inaudita imagen de dos nadadoras tocando la pared a la vez

- Su genial respuesta cuando le preguntan si es la nueva Usain Bolt

- Un atleta norcoreano gana una plata... y manda este mensaje a Kim Jong-Un