Huffpost Spain

El último WhatsApp de una joven desaparecida en Galicia: "Me ha dicho 'Morena, ven aquí"

Publicado: Actualizado:
Imprimir

La familia de Diana María Quer López-Pinel, una joven madrileña de 18 años que está desaparecida desde el domingo, cree que la muchacha puede haber sido víctima de una retención ilegal. La última vez fue vista a un kilómetro de la vivienda donde veranea con su familia en la zona de Cabío-Xobre, en A Pobra do Caramiñal (A Coruña).

Diana López-Pinel y Juan Carlos Quer, los padres de la joven, han apelado a la colaboración ciudadana porque creen que cualquier dato puede ser "vital"· Diana desapareció después de asistir a la fiesta del Carmen dos Pincheiros, en Cabío-O Xobre, donde veranea desde hace quince años, ha explicado a EFE su madre.

Diana había quedado con unas amigas y "todo transcurrió de forma completamente normal hasta que en un momento determinado" se perdió el contacto con ella, quizá al quedarse sin batería en su móvil, ha explicado López-Pinel.

Según informa La Voz de Galicia, Diana envió un WhatsApp a una amiga a las 2.42 en el que aseguraba: "Me estoy acojonando, un gitano me estaba llamando". "¿Y qué te ha dicho?", respondió su interlocutora. "Morena ven aquí", contestó la joven desaparecida. La amiga le preguntó a Diana qué había dicho ella, pero la muchacha ya nunca llegó a leerlo.

SIN BATERÍA EN EL MÓVIL

ABC informa de que, sin querer ahondar en el contenido de estos mensajes, la madre de la joven confirmó que la noche de su desaparición Diana estaba casi sin batería en el móvil, una evidencia que las amigas que la acompañaban confirmaron.

El mismo diario asegura que, aunque el teléfono móvil de la joven tampoco ha sido localizado y no da señal desde la mañana del lunes, el padre de Diana aseguró que los agentes están analizando las llamadas entrantes y salientes que se registraron durante el fin de semana para descubrir si guardan relación con el suceso.

A las ocho y media de la mañana del lunes fue cuando la madre se percató de que Diana no había regresado a casa y llamó a la Guardia Civil de Boiro, el puesto más cercano, además de interponer una denuncia.

"ESTO PODRÍA PASARLE A LA HIJA DE CUALQUIERA"

"Entonces", ha dicho, "ya se empezó a mover toda la maquinaria de búsqueda y de difusión, están haciendo una labor enorme, y el pueblo se está volcando muchísimo".

Esta es la razón, ha añadido, por la que no comprende cómo habiendo una romería y conociendo a la niña desde pequeña, "nadie pueda facilitar datos". "Cualquier cosa que puedan aportar para nosotros es vital y superimportante. Que piensen que esto le podría pasar a la hija de cualquier persona. Estamos viviendo una situación muy delicada, cualquier detalle, aunque sean habladurías, que nos la transmitan", ha reclamado.

En el mismo sentido, el padre de Diana pide que todas las personas que estuvieran por la zona informen si observaron algo, dado que "por pequeña que les parezca la referencia, si pueden aportar algo de luz, será relevante para poder esclarecer todo este asunto".

"Es mi hija, pero podría ser la de cualquiera. Esto necesita una solución. La Policía Judicial está trabajando bien. Solo pediría la mayor cantidad de recursos posibles porque si no se esclarece de inmediato...", ocurre "lo que todos conocemos".

UNA "RETENCIÓN ILEGAL"

Ha insistido en apelar a la colaboración ciudadana, "por muy pequeña que pueda ser la aportación", y ha confesado que, aunque se trabaja en varias hipótesis, la que él baraja por el perfil de Diana, es la de una "retención ilegal".

Los investigadores, han contado sus padres, están estudiando todos los detalles a su alcance, entre ellos unos mensajes que la joven envió a un amigo de Madrid cuando regresaba de madrugada a casa, en los que le contaba que había visto a alguien que no le gustaba nada y que se estaba preocupando.

Los negocios hosteleros de este municipio han colgado una fotografía con la imagen de Diana. Mide 1,75, tiene el pelo largo, liso y moreno; los ojos oscuros y pesa 55 kilos.

La última vez que fue vista llevaba un pantalón corto rosa, camiseta blanca, sudadera y zapatillas negras con cordones.