Huffpost Spain

Interrogado por decir que a la "golfa" de Pilar Manjón "le tocó la lotería cuando mataron al hijo"

Publicado: Actualizado:
PILAR
EFE
Imprimir

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha tomado declaración este lunes, en calidad de investigado por el delito de humillación a las víctimas del terrorismo, a Luis Fernando de Reyna de los Ríos, uno de los usuarios de Twitter que insultó en 2014 a la expresidenta de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo Pilar Manjón.

Según han informado fuentes jurídicas, De Reyna (@Tanhusser1), que ha contestado a todas las preguntas durante 20 minutos, ha reconocido haber escrito un tuit en el que indicaba que Manjón había utilizado la muerte de su hijo, un joven de 20 años que falleció en el atentado del 11 de marzo de 2004. No obstante, ha afirmado que no tenía intención de menospreciar a las víctimas del terrorismo con este mensaje.

Moreno también había citado a declarar a otro usuario de la misma red social que se identificaba como '¡Arriba España!' (@arriba_ae), por escribir que a la expresidenta de la asociación —a la que en una ocasión llamó "puta prototerrorista"— le había "tocado la lotería" con la muerte de su hijo: "La golfa de Pilar Manjón a la que, insisto, le tocó la lotería cuando mataron al hijo, habla de mí en los medios".

"Imagino que el padre del hijo de la Manjón no dice nada porque no se sabe quién es", dice otro de los tuits que escribió este usuario. Este investigado no se ha presentado ante el juez instructor alegando que está en paro y que no tiene dinero para desplazarse hasta Madrid.

LA INVESTIGACIÓN COMENZÓ EN 2014

Estos insultos fueron vertidos en los días próximos al 11 de marzo de 2014, coincidiendo con el décimo aniversario de los atentados, desde las cuentas de Twitter denominadas '¡Arriba España!' (@arriba_ae), 'Viva Franco' (@fachanazi), 'Democracia de mierda' (@Geralt_De_Rivia) y 'Tannäuser' (@Tanhusser1).

Desde ese momento, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 pidió en dos autos que se identificases a "las personas que se ocultan bajo las identidades de los perfiles mencionados" y sus cuentas de correo electrónico, ya que las expresiones proferidas desde estas cuentas podrían constituir un delito de humillación a las víctimas del terrorismo por su "contenido claramente injurioso".

Por su parte, el fiscal Marcelo de Azcárraga, que había defendido en anteriores denuncias de Manjón que los hechos podían constituir un delito de injurias y calumnias perseguible en los juzgados ordinarios y no en la Audiencia Nacional, señaló en su escrito que "la humillación a las víctimas del terrorismo afecta directamente a su honor como víctimas y, en último término, a su dignidad".

"ATAQUE A LA DIGNIDAD HUMANA"

"Tampoco en este caso el ejercicio de la libertad ideológica o de la libertad de expresión, no obstante su reconocimiento como derechos fundamentales, pueden servir de cobertura a la impune realización de actos o exteriorización de expresiones que contengan un manifiesto desprecio hacia las víctimas del terrorismo, en tal grado que conlleve su humillación", añadió el representante del Ministerio Público.

También apuntó que en este caso no es precisa la concurrencia de publicidad para que se produzca el delito, ya que la "recepción efectiva de la ofensa por la víctima del terrorismo" supone en último término "un ataque a su dignidad humana, violada con el menosprecio que supone el comportamiento querido, directa o indirectamente, por el sujeto activo" de la misma.

En declaraciones a Europa Press, Manjón subrayó que "es la primera vez en diez años" que la Fiscalía de la Audiencia Nacional apoya que se investiguen los insultos que recibe en las redes sociales y destacó el "dolor" que le producen este tipo de comentarios. "No sólo me insultan a mí. También insultan a mi hijo", enfatizó.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Manjón deja la presidencia de la asociación 11M, que asume su exmarido

- La cuenta de Pilar Manjón en Twitter, cerrada tras el polémico comentario sobre Obama y Gaza