NOTICIAS

"Las niñas creen que la Ciencia no es cosa suya", denuncian las científicas

11/02/2017 10:03 CET | Actualizado 08/03/2017 11:26 CET

La igualdad de género en la Ciencia avanza en España, pero a paso de tortuga. El porcentaje de mujeres investigadoras es de un 39%, por encima del 33% de media de la Unión Europea, según el informe Científicas en cifras 2015 del ministerio de Economía, Industria y Competitividad. El problema es que este porcentaje se mantiene inalterable desde 2009. Además, la falta de mujeres en cargos directivos es evidente: no hay ninguna dirigiendo centros de investigación públicos y, a pesar de que el 50% de los doctorados son mujeres, sólo un 21% de los catedráticos lo son.

En diciembre del 2015, la ONU decidió establecer el 11 de febrero como Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, poniendo de manifiesto que ellas "siguen enfrentándose a barreras que les impiden participar plenamente en esta disciplina". En Científicas en cifras se considera fundamental la perspectiva de género de las políticas públicas de I+D+i.

La batalla está en cambiar la percepción social.

"La batalla está en cambiar la percepción social de la Ciencia", asegura Adela Muñoz, catedrática de Química Inorgánica y autora del libro Sabias (Debate). Considera que la existencia de casi un 40% de investigadoras "está bien", pero todavía "siguen sin estar en puestos de poder y en la academia o en los premios". Opina que la discriminación ha cambiado con respecto hace años: "Ahora es más sutil, fruto de los estereotipos". En algunos organismos sí que se nota un avance más rápido en términos de igualdad. Por ejemplo, el CNIO se compone de 240 mujeres de un total de 400 personas.

¿UN RETROCESO EN LAS NUEVAS GENERACIONES?

Hay algo que a Muñoz le preocupa especialmente: "Las niñas, desde pequeñas, creen que la Ciencia no es cosa de chicas". Aunque en algunas carreras sí haya muchas mujeres, como en Química o Biología, "otras como la Física siguen siendo terreno de hombres". Teme que, si esta tendencia continúa, haya "un gran retroceso en lo conseguido".

En esta línea, la investigadora del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid María José Calderón recuerda la brecha de género en Matemáticas y Ciencia que se observa en el Informe PISA. Considera que "las capacidades son iguales, pero hay diferentes incentivos". Coincide con Muñoz en que hay una falta importante de mujeres en carreras como Física, Arquitectura o algunas ingenierías -en estas últimas las mujeres no llegan a ser el 26%- y esto supone un retroceso. "No hay modelos femeninos en los que se puedan fijar", asegura.

LAS SOLUCIONES

Para solucionar esta situación, Calderón ha promovido junto a otras compañeras la iniciativa 11 de febrero con el objetivo de llenar las agendas para este día 11 de actividades que conmemoren el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia y, así, "visibilizar el trabajo de las científicas, crear roles femeninos en los ámbitos de la Ciencia y la Ingeniería y promover prácticas que favorezcan la igualdad de género en el ámbito científico". Lo que empezó siendo una idea promovida por distintos conocidos cuenta ya con casi 300 actividades compuestas por talleres, mesas redondas, charlas, concursos o conferencias en distintos lugares, como librerías y colegios.

Además de las iniciativas ciudadanas, el informe Científicas en cifras 2015 considera que se debe profundizar en medidas como procurar el equilibrio de género en comisiones de evaluación o la selección preferente de mujeres como criterio de desempate de ciertas convocatorias.

Avances esperanzadores pero lentos

Diferentes resoluciones de las instituciones de investigación europeas llamaron en 2015 a seguir la legislación en materia de igualdad como principal línea de actuación. Además, el Parlamento Europeo pidió a los Estados miembro que ofreciesen incentivos para introducir y poner en práctica planes de igualdad de género y que establezcan objetivos ambiciosos en cuestión de igualdad en este terreno.

Los avances, por tanto, son esperanzadores pero lentos. Además, como señalan ambas investigadoras, se trata también de un problema fruto de los estereotipos enraizados en las sociedades, cuya solución pasa por una educación en igualdad de oportunidades y capacidades, independientemente del género. También por una mayor presencia y visibilidad de las mujeres en los órganos de gobierno científico, en las universidades y en los medios de comunicación. "La Ciencia es una aventura apasionante y algo innato en el ser humano, no depende del género", concluye Muñoz.

QUERRÁS VER:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

- Ciencia en una nave espacial: un día en ALBA con Caterina Biscari

- ¿Por qué es importante enseñar a las niñas a decir "buenos días"?

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

ESPACIO ECO