Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Álex Navarro Headshot

Consejos para montar un comercio electrónico sin estrellarte a la primera de cambio

Publicado: Actualizado:
Imprimir

2016-08-11-1470937252-8363492-ECOMMERCE_original.jpg

Poca broma. Hay una burbuja en torno al comercio electrónico muy, muy grande. El dato es realmente abrumador: ¿sabías que el 85% de los e-commerces mueren antes de llegar a los dos años de vida? Es una cifra terrible, ¿verdad?

Pues así es, y tiene mucha lógica el dato si pensamos en la cantidad de tiendas online que se montan sin pensar demasiado en los factores más relevantes para que pueda sobrevivir en el mercado. Factores que, en la mayoría de los casos, son previsibles si se hace un pequeño estudio y planificación previa.

Y sobre esto trata este artículo, una pequeña guía con consejos básicos que deberías tener muy en cuenta y valorar antes de montar un comercio online. Evitarás así estrellarte en los inicios, algo muy común en aquellos proyectos que se adentran en un mercado que no conocen.

¿Por qué ocurre esto? ¿Qué podemos hacer para no fracasar a la primera de cambio? Pensar que montar una tienda online es llegar y arrasar es el error más común. Internet no es nada fácil, y cada vez hay más competencia en el mundo del comercio electrónico.

ERRORES A EVITAR DESDE EL MINUTO CERO

  • Olvídate de un comercio online desarrollado a medida. Si estás empezando, esta opción es simplemente una locura. Un desarrollo a medida tarda muchos meses en realizarse y requiere de una gran inversión que, aunque puedas permitirte, no es para nada recomendable en un inicio. Cuanto antes consigas ponerte en marcha, con la menor inversión y tiempo posible, mejor que mejor. Aquí verás un resumen de las plataformas para e-commerce más conocidas, valora cuál es la que más te interesa.
  • No olvides a Amazon. ¿Sabías que en algunos países el 44% de los usuarios que quiere comprar algo online entra antes en Amazon que en el todopoderoso Google? Primero asegúrate de que tu nicho no compite con Amazon directamente porque, si lo hace, vas a tener un competidor duro de roer. Un buen ejemplo de empresa de nicho que, a día de hoy, no compite con Amazon, es la tienda de Grupo Billingham dedicada a regalos publicitarios y de empresa. Si Amazon compite de alguna forma con tu negocio, valora la opción de tener tu tienda o determinados productos también dentro de este gigante. Tendrás que preguntarte si realmente puede ser rentable estar ahí, teniendo en cuenta la competencia ya existente y las comisiones que tendrás que pagar al propio Amazon.
  • No te metas en nichos extremadamente competitivos. Busca la oportunidad. "Apartamentos en Barcelona", "vuelos baratos" o "seguros de vida" no son buenas opciones. Aunque tengas detrás una financiación abismal, es muy difícil posicionarte en estos sectores y normalmente no llegas a ningún sitio. Para buscar la oportunidad, o encuentras un nicho poco competitivo, o un mercado en el que la competencia no sea determinante. En el siguiente punto puedes obtener ideas sobre cómo superar a tu competencia.
  • La diferenciación es clave.Una vez encontrado tu nicho, analiza mínimamente quién es tu competencia, qué precios tienen, qué ofrecen, y hazte esta pregunta: ¿en qué te puedes diferenciar de ellos? La diferenciación será la clave, porque estamos saturados de e-commerces prácticamente idénticos. Si no te diferencias, no llamarás la atención y serás uno más. Crea un contenido excepcional, convence, enamora, da signos de confianza reales.
  • Estudia a tu público y haz un buen estudio de palabras de búsqueda en base a él. Nos centramos en encontrar esas palabras claves que definen nuestro negocio y nuestros productos, y nos olvidamos de centrarnos en lo que realmente buscan nuestros posibles clientes. Una buena herramienta para ver las palabras que la gente realmente está buscando en Internet es Semrush.
  • ¿Lo tienes todo atado con tus proveedores? A no ser que vengas de un negocio offline y tengas controlada esta parte, es de vital importancia que tengas todo organizado con tus proveedores. Es más, mejor tener varios proveedores a depender solo de uno, ya que puedes quedarte fácilmente sin stock o que alguno de ellos no responda a tus expectativas.
  • Cuidado con los stocks. Una carga excesiva de stock en un inicio no es nada recomendable. ¿Y si no lo vendes? Valora otras opciones con tus proveedores para que esa carga sea mínima o incluso ninguna, como el dropshipping. Esta técnica consiste en crear una tienda online vendiendo productos de un tercero, para evitar así la necesidad de invertir en stock propio. Un ejemplo de ello es la tienda patineteelectrico.eu. Cada vez que entra un pedido, éste se reenvía directamente al fabricante, que es quien manda el producto al cliente final.

EL MARKETING ONLINE

El marketing online es una faceta de vital importancia que debes cuidar desde el comienzo. Si empieza la andadura de tu e-commerce con una buena base en marketing, ya tendrás mucho terreno ganado, aunque es cierto que es algo en lo que deberías trabajar de forma constante a lo largo del tiempo. Aquí tienes algunos puntos importantes a tener en cuenta:

  • Crea una buena arquitectura de tu sitio web. Esto implica una buena organización de la información, un diseño que invite a los usuarios a quedarse, accesos rápidos a lo que busca el cliente, enlaces de una página a otra visibles y otras cuestiones que facilitan el acceso a los usuarios. Estos factores serán claves para que Google valore tu página de forma positiva y la posicione mejor en los resultados de sus búsquedas.
  • Crea contenido único y original. Trabaja las fichas de productos, enriqueciéndolas con textos originales, hablando de los pros de tu producto sin olvidar datos técnicos esenciales para el cliente. No te quedes en la descripción corta que te da tu proveedor y que tendrán decenas o cientos de tiendas más. Busca descripciones más atrayentes y de valor para el público. Lo mejor para conocer aquello que mejor funcionará es hacer un buen estudio de palabras clave e implementarlas en los títulos, las descripciones, etc.
  • Adwords, Google Merchant, Facebook Ads. Son tus mejores aliados desde el minuto cero. Conseguir en un inicio visitas orgánicas, que entren directamente en tu web sin hacer una búsqueda previa, es casi imposible, por lo que no queda otra que trabajar campañas de PPC (pago por click) que, bien optimizadas, son rentables y te ayudarán a saber si tu producto tiene posibilidades de venderse bien.
  • Crea estrategias de remarketing. Utiliza las herramientas publicitarias de Internet para que los usuarios que entren a tu web y visiten los productos encuentren más tarde, en otras webs, anuncios sobre aquello que han visitado. Es una forma de que el usuario recuerde el producto por el que se ha interesado y lo compre finalmente.
  • Configura correctamente Google Analytics. Para tener una visión lo más clara posible de lo que está sucediendo en tu e-commerce necesitas Google Analytics e implementar el Enhaced e-commerce (plugin de comercio mejorado de Analytics). Gracias a esta plataforma, podrás conocer mejor el perfil de los usuarios que entran a tu web, a través de qué páginas entran y otros datos sobre su visita a tu tienda.
  • Asesórate sobre un buen hosting. Es una pieza clave para que los clientes y Google destaquen tu tienda por encima de las de tu competencia. El hosting ideal permite que tu página cargue rápidamente para que los usuarios no se cansen y vayan a otras webs.
  • Si tu producto es destinado a un consumidor final (B2C), valora darlo a conocer a través de las redes sociales. Pueden dar muy buen resultado, aunque normalmente no será a corto plazo.

Aunque esta lista podría ser infinita, estos consejos son los imprescindibles para comenzar tu negocio online de la forma más efectiva. Espero que os sirvan de ayuda porque lo que sí es seguro es que es básico que empieces con buen pie desde un inicio y con las ideas lo más claras posibles.