BLOGS

La semana en cinco recomendaciones lingüísticas

17/11/2012 10:36 CET | Actualizado 16/01/2013 11:12 CET

En muchas ocasiones, cuando buscamos una palabra en el Diccionario de la Real Academia Española, obtenemos el siguiente mensaje: «La palabra no está en el Diccionario». Es en ese momento cuando nos asalta la siguiente duda: ¿existe esa palabra?

Sin embargo, esa pregunta que nos hacemos no es del todo adecuada, pues desde el momento en el que escribimos o pronunciamos un término le estamos dando vida, es decir, existe.

Lo que deberíamos preguntarnos cuando nos encontramos una nueva palabra española es si es correcta, esto es, si está bien formada siguiendo las reglas de formación de palabras y si con ella se cubre un vacío léxico.

Es este el caso del verbo guionizar, al que hemos dedicado la recomendación del viernes en la Fundación del Español Urgente.

Si buscamos este término en el Diccionario académico veremos que no está recogido. No obstante, sí están el sustantivo guion y el sufijo -izar, que 'forma verbos que denotan una acción cuyo resultado implica el significado del sustantivo o del adjetivo básicos, bien por reducción del complemento directo a cierto estado, en los transitivos, como en carbonizar, esclavizar, impermeabilizar, bien por la actitud del sujeto en los intransitivos, escrupulizar, simpatizar'.

Otro aspecto importante en estos casos es saber cómo funciona el Diccionario académico. Si nos fijamos en sus advertencias de uso, se señala que «al tratarse de un diccionario general de lengua, no puede registrar todo el léxico del español, sino que, por fuerza, debe contentarse con acoger una selección de nuestro código verbal».

Y es que sería imposible recoger todas las palabras del español en un diccionario. Las voces que se incluyen son las que corresponden al léxico general, no especializado; de este último (física, matemáticas, biología, derecho, filosofía, artes, etc.) únicamente se incluyen los de uso más corriente.

Tampoco se registran multitud de voces derivadas que se forman según ciertas reglas establecidas. No se incluyen, por tanto, diminutivos, aumentativos, formaciones regulares de palabras o creaciones con sufijos o prefijos productivos.

La Nueva gramática de la lengua española lo explica así:

Las variantes flexivas de las palabras están ausentes de los diccionarios. Por el contrario, la mayor parte de las voces obtenidas por derivación y composición aparecen en ellos. Se exceptúan las formadas por los afijos derivativos que poseen mayor rendimiento, concepto que en morfología recibe el nombre de productividad.

Guionizar sería el resultado de una derivación léxica mediante sufijación, «el procedimiento de formación de palabras más productivo, general y variado del español», según se indica en el manual Morfología léxica: la formación de palabras, de la lingüista Soledad Varela Ortega.

Teniendo esto en cuenta, y que el verbo guionizar ya aparece recogido en diccionarios descriptivos como el Clave o el Diccionario del español actual, señalamos que su empleo con el sentido de 'convertir en guion' es adecuado.

2012-11-16-Guionizar.JPG
Ilustración: @MoxParadox.

A continuación, un breve resumen de las demás recomendaciones que hemos publicado esta semana:

  • Digresión, no disgresión: Para aludir a la 'ruptura del hilo del discurso con algo vagamente relacionado' en español se emplea la palabra digresión. La forma disgresión no es apropiada.
  • Hemisferios, con minúsculas: Según la Ortografía académica publicada en el 2010, los nombres de los hemisferios son denominaciones descriptivas de regiones delimitadas por líneas imaginarias, por lo que, al igual que los nombres de estas últimas, se escriben con minúsculas: hemisferio norte, hemisferio oriental, hemisferio americano, hemisferio boreal...
  • Cumbre Iberoamericana de Cádiz, claves para una buena redacción: Con motivo de la celebración los próximos días 16 y 17 en Cádiz (España) de la XXII Cumbre Iberoamericana, ofrecimos algunas recomendaciones sobre términos que pueden plantear dudas, como el uso de las mayúsculas, la escritura de las siglas o el empleo de los ordinales y los cardinales. Pueden consultarse en este enlace.
  • Call center tiene traducción: La denominación inglesa call center tiene alternativas en español como centro de atención al cliente, centro de atención telefónica o centro de llamadas, según convenga en cada caso.

Y en la recomendación en vídeo de esta semana hemos tratado una duda bastante frecuente: la expresión cuando menos, con «d», equivale a por lo menos o como mínimo.