BLOGS

La traducción que mató a Liberty Valance

30/06/2013 09:58 CEST | Actualizado 29/08/2013 11:12 CEST

El pasado 31 de mayo se celebró la primera edición de los premios ATRAE a las mejores traducciones y adaptaciones audiovisuales. Me enteré por un amigo que es traductor y me sorprendió que esos premios existieran, la verdad. Para quedar bien le dije que la mejor traducción de una película que había visto en mi vida era la de The Searchers, que sería "Los buscadores" pero que en España se tradujo por Centauros del desierto; en mi opinión un cambio genial que si John Ford hubiera tenido ocasión hubiera hecho él mismo seguro.

Pero mi amigo me dijo que los cambios en los títulos los hacían los de marketing, no ellos. Inevitablemente seguimos hablando de películas de Ford... y entonces pasó:

- Y esa cena, con su filete del Oeste, sus alubias, sus patatas y su tarta de manzana...

- No, no, eso no es lo que comen.

- ¿Cómo que no?

- Las patatas sí, pero lo demás...

- Te estás equivocando, es una de mis escenas favoritas y me la sé de memoria.

- ¡Y yo la he visto veinte veces y te digo que no es así!

Tan convencidos de tener razón estábamos ambos que nos apostamos una cena... una cena que consistiría en el mismo menú que en realidad se sirviera en esa gran película; pero al final no pudo ser... resultaron ser demasiados platos.

Fue llegar a casa y ponerme el DVD de El hombre que mató a Liberty Valance. Busqué la escena en concreto; una de mis escenas culinarias favoritas de todos los tiempos. Con las prisas no me acordé de ponerla en versión original subtitulada y la escena saltó en la versión doblada: no daba crédito, ¿qué era aquello?

Había dos tipos de personas en este mundo: los que como yo, habían tenido la fortuna de ver la película en versión original y los que la habían visto doblada... a los que se les hacía la boca agua con ese filete enorme con patatas al horno, y alubias guisadas picantes y de postre la tradicional tarta de manzana americana casera...

... y los que no sabían de lo que les estaba hablando; aunque hubiéramos visto la misma película.

En esta escena en cuestión sale una bandeja de jugosos y enormes filetes, que en lugar de llamar filetes (que básicamente es lo que son) traducen por "asado"; bueno, pasa, pasa aunque se vea un filete enorme en una sartén, pero, ¿dónde miraban los traductores de esta película cuando en otra escena la cocinera vuelca uno tras otro cucharones de un guiso de alubias mientras lo traduce por... guisantes? ¿Acaso resultan tan extrañas las alubias -que por otro lado hemos visto casi como dieta única en todas las películas del Oeste- que había que traducirlo por guisantes? ¿Sería porque las alubias en la cena pueden resultar algo indigestas y se dijeron que sería mucho más sano para por la noche unos guisantitos?

Asado, guisantes, patatas (bien, las patatas estaban) y de repente la mayor dislexia gastronómica que he visto en mi vida viene cuando sacan unas estupendas tartas de manzana del horno y las ponen a enfriar junto a la ventana -un clásico cinematográfico- y la traducción decide ponernos a todos a dieta y lo traduce por... piña... ¿Piña? ¡Es una puñetera tarta! ¿Es que no lo ven? En serio, es una tarta, tiene forma de tarta, sale del horno como una tarta, se corta en porciones triangulares como las tartas... El resultado de audio e imagen es realmente inquietante, ¿qué tipo de extrañas piñas creen los espectadores que hay en el Oeste?

Claro, ustedes pensarán que no es tan grave, pero una obra de arte ha sido mancillada... ¿Acaso verían igual que en España cambiáramos Los Girasoles de Van Gogh por Los Olivos de Van Gogh... que son mucho más nuestros, ¿dónde va a parar?

Seguí viendo la película y resultó que el menú del Peter's Place no es lo único que se mancilló... desde el principio:

Hay un momento maravilloso en la película en la que disparan a Valance y sus esbirros no paran de gritar: "¡Han herido a Liberty!" Es una escena de suspense magnífica mientras llega el médico y en paralelo James Stewart vuelve a la cocina herido y conmocionado, y el médico llega, gira el cuerpo de Liberty y dice simplemente: "Muerto"... Pero ya lo sabíamos, lo dice el título mismo de la película, ¿no?... eso sí, sólo en España: The Man Who Shot Liberty Valance significa El hombre que disparó a Liberty Valance; aquí nadie dice nada de que el disparo lo matara; todo un detalle ahorrarnos un minuto de suspense innecesario. Para qué hacer sufrir a los espectadores, con lo malo que es el estrés...

Obviaré la importancia crucial para entender la película sobre quién disparó y quién mató realmente a Liberty Valance. Obviaré también que se traduzca como comisario al Marshal del pueblo y que la discusión sobre su jurisdicción quede así pues en papel mojado en español; aquí un pequeño ejemplo (¡para que vean que se puede doblar bien!) de las sutiles diferencias entre un Marshal y un comisario (mejor traducido por sheriff).

Pero lo del periódico es ya de un surrealismo total. En la película hay una disputa entre los colonos recién llegados a la ciudad y los grandes terratenientes que quieren mantener su territorio fuera de la ley. Liberty es contratado por estos últimos para deshacerse de todo aquel que esté a favor de cualquier cambio. Cuando Liberty llega a la reunión donde el tema se está votando, coge un periódico y en el titular se puede leer: Two Homesteaders Killed By Liberty Valance and Gang o lo que es lo mismo: "Dos colonos asesinados por Liberty Valance y su banda" o lo que es lo mismo en España:

"Dos pequeños campesinos asesinados por Liberty Valance y los ganaderos". Para que vean hasta qué punto la traducción es eficiente que antes de traducir se documentaron y no sólo llegaron a la conclusión de que los dos difuntos colonos se dedicaban a las tareas del campo... ¡sino que además eran bajitos! Y por supuesto, que la banda de Liberty era, además de unos asesinos sin escrúpulos, ganaderos en su tiempo libre.

Para ser sinceros, en ese momento paré la película. Tenía miedo; miedo, pánico y terror, por ese orden, por saber cómo se traduciría la frase final de la película; una de las citas más recordadas de la historia del cine, una frase icónica de todo amante del séptimo arte, una frase que ha originado libros enteros y que define por entero el Oeste...

"When the legend becomes fact, print the legend".

"Cuando la leyenda se convierte en hecho, imprime la leyenda".

No quería ni verlo, así que quité la película; salvé mi memoria de ser mancillada... aun así y por si ustedes quieren seguir siendo mancillados...

Mi amigo traductor me contó la escasez de tiempo que la mayoría de veces les dan para hacer las traducciones y que alguna vez las productoras tan sólo les dan una transcripción de los diálogos de la película pero no llegan a ver la película (dejando así sin ningún contexto al traductor) y que siempre, para sincronizar los labios de los actores en pantalla con el texto en español, los propios actores de doblaje tienen que tirar de "creatividad". Aun así ambos llegamos a la misma conclusión: nada de ello excusa que la traducción de esta película sea un absoluto bochorno.

Por eso este artículo no pretende ser un alegato en contra del doblaje, eso sería ya otra historia (de hecho yo mismo en este otro artículo puse vídeos doblados porque pensé que serían más fáciles de ver). En realidad este artículo lo que pretende ser es una llamada de atención para todos aquellos que tengan una película favorita, y no la hayan visto todavía en versión original, para que no duden en verla; por si están a punto de pagar una cena, y todavía no lo saben.

Como yo no sabía, hasta que vi la versión doblada, que, al menos en España, fue la traducción, y ni James Stewart ni John Wayne, quien en realidad disparó y mató a Liberty Valance.