BLOGS

10 consejos para rodar con africanas

26/10/2013 10:00 CEST | Actualizado 25/12/2013 11:12 CET

He pasado estos últimos seis meses investigando, rodando y montando el documental Manzanas pollos y quimeras para la Fundación Mujeres por África.

Lali, Aissatou, Aauri, Nicol, Edith, Delphine, Martina, ... cada una de ellas me ha mostrado con enorme generosidad su realidad cotidiana y su mundo interior. Un universo lleno de sorpresas, que desmonta tópicos y que los espectadores podrán disfrutar enseguida en la gran pantalla. Pero ahora no os voy a hablar de lo que podréis ver en el documental sino de lo que yo he aprendido rodando con ellas.

Estas son los 10 lecciones para rodar con africanas que nadie me había explicado:

1. LA CAMARA NO LES INTIMIDA. No es extraño ya que tampoco se han intimidado antes las guerras, las dificultades, las detenciones, las agresiones racistas y machistas... tantas veces mientras hablábamos les poníamos la cámara a un palmo de sus rostros, de sus manos, su nuca... y ellas tan tranquilas.

2. MUESTRAN SUS SENTIMIENTOS CON NATURALIDAD. Una de ellas me dijo al empezar a rodar: los españoles no se entristecen ante la muerte de alguien querido. Yo proteste enérgicamente y ella mirándome asombrada me dijo: ¡pero no lloráis, ni gritáis, ni os abrazáis! Y es cierto, ellas dejan que los sentimientos afloren con muchos menos falsos pudores y por eso son impagables ante la cámara.

3. SER MUJER ES UNA VENTAJA. Con ellas, por primera vez en mi vida, he sentido que era una ventaja ser directora y mujer. Están acostumbradas a ayudarse entre sí, a cuidar de los hijos de las vecinas, a ahorrar dinero para entregárselo a otras mujeres, a cuidar a las que están enfermas, a peinarse unas a otras... y lo harán contigo, te mimarán, te abrirán su corazón, te mirarán como a una cómplice.

4. DALES Y TE DARÁN. Miran a los ojos directamente; si les engañas lo saben, si tú te guardas cosas, lo perciben, si sientes curiosidad real, si las escuchas, si quieres aprender... te lo dan todo. A María Teresa Fernández de la Vega, que tan implicada está con ellas a través de la Fundación Mujeres por África ya la han adoptado y la llaman Mamá África.

5. RESIGNATE A ENGORDAR. Porque te van a invitar a comer a todas horas: los maravillosos Tieboudienne con pescado y arroz o el muy peligroso y delicioso picante a base de pimientos que te hace llorar y a ellas, reír.

6. NO TIENEN RACCORD. Cuantas veces durante la edición la montadora me preguntaba pero... ¿es la misma? Y es que Nicol había cambiado su moño por una cascada de trenzas, o Lali aparecía con el pelo cortísimo y al día siguiente con una melena espectacular que era un postizo... ¡Están tan orgullosas de ser mujeres! Y lo demuestran con su aplomo, su caminar a la vez firme y sinuoso, sus vestidos espectaculares, sus tocados y su gusto por sentirse bellas.

7. CANTARÁN. Lo quieras o no lo quieras... porque están contentas o tristes, porque rezan, porque se han enamorado, porque se han desesperado, para dormir a sus hijos... ten cuidado o harás un musical.

8. SE REIRÁN. CONTIGO Y DE TI... sin pudor, abriendo mucho la boca, mostrando sus dientes blanquísimos y una capacidad para la alegría sin límites.

9. NO LES PIDAS QUE VAYA AL RODAJE SU FAMILIA NI SUS AMIGOS. Porque tienen muchos hijos, más amigos, montañas de sobrinos y su casa que normalmente es tan pequeña como acogedora se llenará...

10. NO LES PIDAS FOTOS DE SU PASADO. No las tienen. Han tenido que salir, huyendo de la guerra siendo unas niñas, solo con lo puesto, o se han traído todo lo que tenían que era su inteligencia y valor. Todo su pasado lo llevan con ellas... en su mirada.

Muchas gracias mis queridas protagonistas y amigas impagables. De vosotras he aprendido tantísimo...

Rodaje de 'Manzanas pollos y quimeras'