TENDENCIAS
30/05/2012 12:47 CEST | Actualizado 06/06/2012 20:39 CEST

Muñecos De Ganchillo Convertidos En 'juguetes Rotos' (FOTOS)

Patricia Waller

Iconos de la infancia como muñecos de ganchillo que han sido víctimas de abusos y violencia. Es la propuesta de la alemana de origen chileno Patricia Waller, cuya última serie, 'Héroes rotos' se expone hata finales de junio en la Galería Deschler de Berlín.

“A primera vista son obras que resultan extrañas y graciosas porque presentan a estos ‘héroes’ de forma nunca vista. La posibilidad de fracaso es simplemente algo que no existe en su imaginario", cuenta por email.

Son obras hechas a mano. Su Bob Esponja creció hasta los 1,30 metros de alto y Superman llega a 1,20. Hello Kitty mide 65 centímetros. Le lleva meses completar estas piezas que rellena de algodón. “En estos tiempos de producción en masa casi resulta paradójico crear algo a mano. A través de este proceso también cuestiono el valor que le damos a los trabajos artesanales”, explica Waller.

El otro foco de atención es la violencia. “Nuestra percepción sobre ella y sobre la muerte ha sido modelada por heridas crueles y masacres desinhibidas que ya son un parametro habitual en Hollywood o en videojuegos. Me gusta ahondar en el modo en que la sociedad se relacciona con las distintas fomras de violencia y la creciente aceptación de la brutalidad. El tipo de humor es negro, por supuesto. Trabajo con lo macabro y lo mordaz", añade.

Empezó con el ganchillo cuando finalizaba sus estudios de escultura en la Academia de Bellas Artes de Karlsrushe (Alemani). Buscaba algún material que no estuviera trillado en el mundo del arte y a principios de los 90 se le ocurrió probar con lana virgen. “Me gustaba incluso la idea de jugar con una imagen que se asociara a la de tradicional ama de casa”, comenta.

Coser y hacer ganchillo vuelve a estar de moda. En España es fácil quedar para charlar y tejer, incluso para vestir de colores el mobiliario urbano. Hay incluso quien vende peluches ‘atropellados’.

NUEVOS TIEMPOS