POLÍTICA
19/12/2019 07:39 CET

Guía para entender lo que decide el Tribunal de Luxemburgo sobre Junqueras

El TJUE se pronuncia hoy sobre la inmunidad parlamentaria del independentista.

GETTY
Oriol Junqueras

Dos meses después de que Oriol Junqueras fuese condenado a pena de cárcel por el procés, las miradas están puestas ahora en la Justicia europea, que este jueves despejará las dudas sobre el alcance de su inmunidad como eurodiputado electo en una sentencia que podría afectar indirectamente a Carles Puigdemont.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), con sede en Luxemburgo, dará este jueves a conocer su sentencia en relación a la inmunidad alegada por el exvicepresidente de la Generalitat, que ya está cumpliendo condena de 13 años de cárcel por sedición.

Lo que se decide

Junqueras fue elegido eurodiputado el 26 de mayo si bien el Supremo no le permitió salir de prisión en medio del juicio para cumplir los trámites necesarios en España para adquirir la condición de parlamentario, por lo que no tomó posesión.

A petición de su defensa, el tribunal se dirigió al TJUE para saber si la inmunidad protege a los europarlamentarios desde que son elegidos o una vez tomen posesión y la cámara esté en periodo de sesiones.

Y fue más allá al preguntar si, en caso de reconocer la inmunidad al líder de ERC, el Supremo estaría obligado a excarcelarlo “en términos absolutos y de modo casi automático”, lo que conduciría a la necesidad de pedir un suplicatorio al Parlamento Europeo para ejecutar la condena contra él. Un escenario que fuentes consultadas por Efe ven algo lejano.

El informe relevante, pero no vinculante

Durante el último mes el TJUE ha tenido encima de la mesa un informe del abogado general del caso, el polaco Maciej Szpunar -cuya opinión es relevante pero no vinculante-, en el que concluía que Junqueras debería haber sido considerado eurodiputado desde la proclamación de los resultados.

A diferencia de la Eurocámara y la Comisión Europea, el abogado consideró que dicha condición se adquiere tras ser proclamado electo “independientemente de cualquier formalidad ulterior”, si bien vinculaba la inmunidad al derecho nacional, es decir a la legislación española.

Sin embargo, recomendaba al tribunal que se declarara incompetente dado que sobre Junqueras pesa una condena de prisión e inhabilitación por lo que su decisión sería “inoperante”.

La letra pequeña

Las fuentes jurídicas consultadas muestran cautela e insisten en esperar a conocer la letra pequeña de la sentencia.

Aunque admiten que si el TJUE le reconoce íntegramente la inmunidad el Supremo tendría que excarcelarle y pedir el suplicatorio, ven esa posibilidad incierta y consideran que hay varias opciones encima de la mesa, como que el tribunal se declare incompetente al asumir que la causa de Junqueras ha perdido efecto.

En caso de reconocer que le protege la inmunidad pero que ésta viene definida por el derecho nacional, recuerdan que el Supremo ya estableció que tanto la Constitución, como las cámaras recogen la necesidad de pedir suplicatorio para ser imputado o procesado, y Junqueras ya estaba siendo juzgado cuando se presentó a las europeas.

 

 

Las consecuencias para Puigdemont

Aunque la sentencia del TJUE solo se referirá al caso de Junqueras, sus argumentos podrían afectar a la situación del expresident Carles Puigdemont y del exconseller Toni Comín, que también fueron elegidos eurodiputados y que nunca han sido juzgados al estar huidos en Bélgica, actualmente a la espera de saber si son extraditados a España.

Pese a que tienen su propio procedimiento en el TJUE, su postura respecto a Junqueras les podría afectar hasta el punto que incluso podrían solicitar al juez belga que debe decidir sobre su entrega que preguntase al tribunal por su situación, lo que en la práctica se traduciría en una dilación en el tiempo.

De momento, el juez ya ha aplazado la vista sobre sus euroórdenes a febrero a expensas de que la justicia europea se pronuncie sobre la inmunidad que alegan.

El momento

La sentencia del TJUE llega días después de conocerse el voto particular de tres magistrados del Tribunal Constitucional que, en contra de sus nueve compañeros, opinaron que se debió amparar a Junqueras porque su mantenimiento en prisión provisional vulneró sus derechos políticos.

Un fallo que a buen seguro la defensa del exvicepresident utilizará ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), donde siempre ha depositado sus esperanzas, al igual que la sentencia del TJUE si le es favorable.

En el plano político, la respuesta de la Justicia europea coincide en plenas negociaciones del PSOE con ERC para conseguir lograr la investidura. 

 

Photo gallery Junqueras declara en el Supremo See Gallery

NUEVOS TIEMPOS