Patricia Pardo indignada como pocas veces en 'El Programa de AR': "Toca un poco las pelotas"

La presentadora no ha podido ser más rotunda.
Patricia Pardo en Telecinco.
Patricia Pardo en Telecinco.
Telecinco

La presentadora de El Programa de AR este lunes, Patricia Pardo, ha sido muy sincera y ha cargado contra Luis Medina, tras el escándalo del empresario junto a Alberto Luceño por presuntamente cobrar comisiones millonarias en la compra de material sanitario para la ciudad de Madrid durante la primera ola de la pandemia.

Pardo ha estallado tras emitir un vídeo en el que aparecen algunas de las declaraciones de ambos en la Fiscalía y en el que Luceño pedía una medalla por su rapidez para traer material.

“Qué pena que parte de ese material era defectuoso, los guantes y los test... pero rápidos fueron, eh. Dicen que son los más trabajadores como para dar una medalla, tiene tela. Es que de claro, para que los que nos levantamos a las 04:00 de la mañana, toca un poco las pelotas. Lo voy a decir así de claro”, ha afirmado.

La comunicadora ha proseguido ironizando con que “ahora parece que Luis Medina es el tonto útil que se entera a través de la declaración en Fiscalía de que su socio le ha tangado.

“O sea, que ha cobrado cuatro veces más que su socio, ¿realmente no lo sabía? No se pregunta por qué ha ganado un millón de euros únicamente por ser el ‘facilitador’, como él dice, ¿no le llama la atención? ¿es lo habitual?”, ha finalizado.

Francisco Marhuenda, director de La Razón, también analizó este sábado en LaSexta Noche este escándalo y arremetió contra ambos.

“Esto lo vemos en una película y pensamos ‘qué divertido’, si no fuera que es en plena pandemia, que son unos caraduras impresionantes, que son capaces de aprovecharse del daño ajeno, que es lo más repugnante. Ya sabemos que en una guerra, en una crisis, siempre hay gentuza así. Pero claro, piensas que es más alejado”, afirmó.

Marhuenda directamente los definió como “degenerados” y cargó contra lo que habían comprado con los millones de las comisiones: “Luego ya está la parte más patética y ridícula de en qué gastan el dinero”.