ECONOMÍA

Mariano Rajoy: "No tenemos de qué avergonzarnos" (VÍDEO)

14/07/2012 21:50 CEST | Actualizado 14/07/2012 23:47 CEST
PP

Mariano Rajoy optó este sábado por adelantar la clausura del Congreso del Partido Popular andaluz, en el que se ha elegido a Juan Ignacio Zoido como sustituto de Javier Arenas. El presidente tenía previsto intervenir el domingo, pero ante la convocatoria de protestas por las últimas medidas del Gobierno, prefirió aparecer por sorpresa el sábado por la tarde. Otras fuentes del PP apuntan a que el motivo del cambio es que "el momento no es el idóneo para fiestas".

No es la primera vez que Rajoy hace un quiebro. El pasado abril, al ver que un grupo de periodistas le esperaban a la salida del Senado para preguntarle por la subida de la prima de riesgo y el desplome de la Bolsa, cambió su trayectoria, se dio media vuelta y abandonó el edificio por el garaje.

Hace solos unos días, repitió operación: como había 200 personas en las puertas del Congreso, la mayoría funcionarios que protestaban por los recortes, el presidente volvió a optar por la puerta trasera.

VERGÜENZA

Rajoy aseguró, en cualquier caso, que los miembros del PP no deben tener vergüenza. Lo dejó claro en su discurso en el Congreso andaluz: "Los militantes del partido no tenemos de qué avergonzarnos. Podéis salir de aquí con la cabeza bien alta y con el orgullo de que no estáis defendiendo los intereses particulares de nadie, sino trabajando en beneficio de todos, de los españoles de hoy y de los del mañana, de los que nos aplauden, de los que se callan e incluso de los que protestan. Sin atender a ninguna consideración partidista".

Rajoy volvió a subrayar en su discurso que las medidas que ha tomado su Gobierno no han sido fáciles. "A lo mejor no hacemos lo que nos gustaría hacer, pero sí lo que debemos hacer porque es nuestra principal obligación. Tenemos la convicción de que estamos cumpliendo con nuestro deber, haciendo lo que es preciso hacer, de que éste es el único camino que conduce a la recuperación, al crecimiento, al empleo".

LA HERENCIA

Como la ministra de Empleo, Fátima Báñez, había hecho horas antes, Rajoy volvió a nombrar la herencia socialista para justificar los recortes. "Sabíamos que la situación era muy difícil, pero cuando llegamos nos dimos cuenta de que era mucho más difícil de lo que pensábamos. Pero el Gobierno sabe lo que hay que hacer. Durante mucho tiempo, más de la cuenta, se le dijo a los españoles no lo que les podía ayudar a salir de la situación, sino lo que era cómodo de decir y agradable de oír, pero disfrazar la realidad y retrasar las reformas solo ha servido para que las tareas se amontonen y para que la factura resulte bastante más cara", aseguró.

"Lo que se pudo hacer en su tiempo con menos esfuerzo no se hizo, y ahora esa situación nos apremia con renuncias y dolores", añadió.

Rajoy agregó que lo más importante con lo que cuenta España son los ciudadanos. "España es la décima potencia económica del mundo, tiene grandes empresas, jóvenes muy preparados… España tiene españoles. Oigo en el extranjero que en España la gente no trabaja. Yo les he dicho: puede que algunos no cumplan con su deber, como en cualquier país, pero aquí hay mucha gente que no trabaja porque no puede, pero hay gente que da la talla y lucha por su país. Nunca me gustaron los tópicos, pero después de oír algunas cosas no los aguanto".

NOTICIA PATROCINADA