POLÍTICA

Cospedal cree que los políticos tienen "un salario normal" y no merecen que se les "demonice"

19/08/2012 12:59 CEST | Actualizado 19/08/2012 12:59 CEST
EFE

La secretaria general del Partido Popular y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha afirmado, en declaraciones a Europa Press, que "la inmensa mayoría de la clase política no se merece que la demonicen como está ocurriendo hoy en día". En su opinión, muchos políticos "trabajan mucho, dejando en ello mucho esfuerzo, quitándole mucho tiempo a su familia y a su vida particular".

Y, según Cospedal, "lo hacen por un salario normal". Así, aunque reconoce que "hoy hay muchas personas que están en paro", ha insistido en que las personas que se dedican a la política "no lo hacen por un gran salario".

"Es verdad que hoy hay muchas necesidades, hay gente que gana muy poco dinero, hay mucha gente que está en paro, pero la inmensa mayoría de la clase política no se merece que la demonicen como está ocurriendo hoy en día", ha recalcado. No obstante, ha explicado que la clase política "también sabe que tiene que dar ejemplo" y ha asegurado que los políticos están "muy dispuestos a darlo a los ciudadanos", dado que los diputados "no son más que representantes de los ciudadanos, que los votan y los eligen".

LEY DE TRANSPARENCIA

Cospedal cree, por otra parte, que si se hubiera aprobado antes la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, que prevé penas de cárcel a gestores públicos que falseen cuentas y oculten datos, "algunos" cargos "lo habrían pasado muy mal".

En este sentido, Cospedal ha asegurado que si "hubiera estado en vigor antes" la reforma penal introducida en el proyecto de ley que aprobó el pasado 27 de julio el Consejo de Ministros, "algunos gestores lo habrían pasado muy mal o ahora lo pasarían muy mal".

Según la reforma aprobada, se podrán imponer penas de entre uno y cuatro años de prisión contra cualquier autoridad o funcionario público que cause un perjuicio económico a la entidad pública de la que dependa con su gestión, falseando su contabilidad, documentos o información que deban reflejar su actividad económica o divulgando información falsa por cualquier medio.