El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado que la "condición fundamental" para que Cataluña reciba la ayuda de 5.023 millones de euros que ha solicitado es que cumpla el objetivo de déficit del 1,5 % del PIB para este año.

"El Gobierno valora los esfuerzos que ha realizado la Generalitat de Cataluña y no tiene la más mínima duda de que continuará haciendo esfuerzos para cumplir el objetivo de déficit para este año y el establecido para el año próximo", aseguró el ministro en una rueda de prensa antes de participar en la reunión del equipo económico del Partido Popular.

De Guindos insistió en que la reducción del déficit es el "elemento básico" para solucionar los problemas de liquidez de las diferentes Comunidades Autónomas, ya que de otro modo -aseguró- las dificultades reaparecerán en los próximos meses.

"El objetivo fundamental es que los presupuestos sean sostenibles en el tiempo", incidió el ministro de Economía y Competitividad.

El Ejecutivo regional catalán solicitó ayer al Gobierno español adherirse al Fondo de Liquidez Autonómico (destinado a las regiones de España), al que pedirá prestados 5.023 millones de euros, aunque rechazó someterse a "condiciones políticas".

¿QUÉ ES EL FONDO DE LIQUIDEZ?

El Ministerio de Hacienda tiene previsto que los 18.000 millones de euros con los que estará dotado el fondo de rescate de las comunidades autónomas, denominado Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), estén listos en el mes de septiembre.

Una Comisión Delegada para Asuntos Económicos decidirá las condiciones que llevarán aparejadas las ayudas a las comunidades autónomas que voluntariamente recurran al fondo. Todavía no se sabe cuáles son, aunque diferentes responsables del ministerio de Hacienda ya han avanzado que serán muy estrictas.

El fondo de rescate de las comunidades autónomas será gestionado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), que ofrecerá préstamos partiendo del coste de financiación del Tesoro más un diferencial reducido.

Las ayudas estarán garantizadas por los recursos del sistema de financiación de las comunidades autónomas, para garantizar que mantienen la responsabilidad de devolución.

Este mecanismo se mantendrá en vigor mientras persistan las dificultades de financiación para los gobiernos autonómicos.