NOTICIAS

Colombia y las FARC discrepan en el inicio de las conversaciones de paz

18/10/2012 20:50 CEST | Actualizado 18/10/2012 20:50 CEST
EFE

Los negociadores del Gobierno de Colombia y de las FARC han dejado patentes sus discrepancias sobre el modelo de Estado y de sistema económico tras constituir en Oslo la mesa de diálogo para la paz que empezará a negociar en La Habana el 15 de noviembre.

El jefe negociador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), "Iván Márquez", alias de Luciano Marín Arango, dijo que "la paz no significa el silencio de los fusiles, sino que abarca transformar la estructura del Estado y las estructuras económicas", y añadió que con esa política seguirán la violencia y el conflicto, independientemente de la lucha armada.

Durante su intervención en el acto de constitución de la mesa de diálogo en Hurdal, a las afueras de Oslo, advirtió contra una "paz exprés", y criticó con dureza la política económica del Gobierno.

Buena parte de la intervención del jefe guerrillero se centró en criticar la reforma agraria del Gobierno, los "beneficios" a las trasnacionales, los tratados de libre comercio, el Plan Colombia y la "corrupción".

Por su parte, el principal negociador por parte del Gobierno, Humberto de la Calle, resaltó que el modelo económico o la inversión extranjera no están en la agenda, que se ceñirá a los cinco temas acordados en La Habana: desarrollo rural, garantizar la oposición política, fin del conflicto armado, la solución al narcotráfico y derechos de las víctimas.

"Nada está acordado si todo no está acordado", dijo De la Calle, resaltando una agenda "audaz y progresista" de negociaciones, que incluye temas como el problema de la tierra, que será el primero en ser debatido desde el 15 de noviembre en La Habana.

De la Calle mostró su deseo de que las FARC puedan exponer sus ideas sin armas y puso de ejemplo otros movimientos de izquierda en América Latina que han logrado el poder en las urnas.

Las partes acordaron celebrar un nuevo encuentro preparatorio en la capital cubana el 5 de noviembre, que precederá al inicio del diálogo el 15 de noviembre cuyo primer tema será el desarrollo agrario integral, según comunicó Abel García, representante de las autoridades de Cuba, que con Noruega es facilitadora del proceso.