Cortarse las uñas en la tierra no es una tarea excesivamente complicada, pero hacerlo en el espacio es otra historia. Por eso, Chris Hadfield, astronauta canadiense actualmente a bordo de la Estación Espacial Internacional, ha grabado un vídeo que está teniendo éxito en YouTube en el que aparece realizando esta tarea.

Como explica Hadfield, si un astronauta se corta las uñas sin más en la nave espacial, los trozos comenzarían a circular convirtiéndose en objetos molestos que podrían respirar o comerse los propios astronautas. ¿La solución? Cortárselas junto a un conducto de ventilación, para que los restos de las uñas sean atraídos y queden atrapados en su filtro.

Chris Hadfield se está haciendo popular en Internet. De hecho, en diciembre ya colgó una grabación a petición de usuarios de Twitter del sonido ambiente en la Estación Espacial Internacional.