Los sindicatos de Bankia, Novagalicia y Banco de Valencia han convocado una huelga general el 6 de febrero. Previamente, el 23 de enero, se han organizado movilizaciones y el 30 de enero paros parciales para protestar por los ajustes de plantilla planteados en estas entidades,.

El secretario general Comfia-CCOO, José María Martínez, ha asegurado que estas movilizaciones son consecuencia de que los gestores de estas entidades "no están haciendo ningún intento" para llegar a acuerdos en las negociaciones de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) presentados.

Además, el secretario general de la Federación de Servicios UGT, José Miguel Villa, también ha denunciado que durante dichas negociaciones, los gestores no han desvelado cuál será el futuro de estas entidades nacionalizadas, ni el de los trabajadores "que se quedan".

En el caso de Banco de Valencia, el ajuste de plantilla afectará a 890 empleados. En NCG Banco se plantea poner en la calle a 2.508 y en Bankia a 6.000.