Huffpost Spain

Una estudiante sevillana, víctima de un ataque xenófobo en Reino Unido (VÍDEO)

Publicado: Actualizado:
Print Article

Dos estudiantes, una española y una nigeriana, fueron víctimas el pasado sábado de un ataque xenófobo en el Reino Unido. Una mujer de 51 años las acusó en la sala de espera de un hospital de Suffolk de suplicar caridad mientras los británicos pagan impuestos.

"¡Abusáis! Venís aquí (al Reino Unido) a suplicar caridad alegando pobreza. Pagamos impuestos por vosotros, gilipollas, y nos estamos hundiendo en esta crisis", grita la mujer, Elizabeth Ward-Buck, de 51 años, a dos estudiantes que aguardan sentadas su turno en la sala de espera de urgencias del hospital de Ipswich, en Suffolk. "¡Volved a vuestro país!", dice en un momento la mujer. "No estoy bien", reconoce en una ocasión entre gritos.

Ward-Buck fue detenida y acusada de dos cargos de agresión con agravante de xenofobia y otros dos por atacar a un agente de Policía.

El incidente, publicado en el Daily Mail, es un vídeo de dos minutos grabado por una de las estudiantes con su teléfono móvil el pasado sábado a las 19:30 horas.

Las estudiantes, Gina Thompson, de 23 años y nacionalidad nigeriana, y Bárbara Iniesta, española de 21 años, acudieron al hospital después de que la joven española se dañase el talón y un dedo del pie. Así explicaba el percance Iniesta en su cuenta de Twitter.

El Huffington Post ha tratado de ponerse en contacto con la joven española, pero Iniesta ha rechazado hablar con los medios hasta que se celebre el juicio y se ha mostrado sorprendida por la repercusión del vídeo.

Thomson, de Port Harcourt (Nigeria), es estudiante de cine en la Universidad de Suffolk y lleva dos años en Reino Unido. Su compañera llegó de Sevilla el pasado septiembre.

PAGO 13.000 LIBRAS AL AÑO

"Nos acusó de venir a Reino Unido a pedir caridad. Eso no es verdad. Soy una estudiante internacional y pago 13.000 libras (unos 15.054 euros) al año por la matrícula. Mi amiga también es estudiante y también paga", aseguró Thomson en declaraciones al Daily Mail.

En su cuenta en Twitter, la estudiante nigeriana expresó claramente lo que le pareció el incidente:

(No al abuso racial)

Ahora siente "miedo", pues no sabe si se volverá a repetir el patético episodio de aguantar los gritos e insultos de una británica enfurecida frente a otras 20 personas, en este caso pacientes en la sala de espera. "¿Qué le ha pasado a este jodido país?", espetaba la mujer mirando a los atónitos usuarios.

Finalmente, la mujer fue contenida por un grupo de enfermeras y personal de seguridad mientras continuaba gritando: "Se está iniciando una revolución".

EN ESPAÑA SÍ HAY GENTE QUE QUIERE QUEJARSE

La actitud de esta ciudadana inglesa difiere mucho de la que recientemente hizo popular a Petra Alarcón del Hoyo, la vecina del "apechusque" que protestaba contra el cierre de las urgencias en Castilla-La Mancha. Ella simplemente quería sanidad para todos.