POLÍTICA

La 'marea blanca' en defensa de la sanidad pública vuelve a Madrid y se extiende por 15 ciudades

17/02/2013 10:29 CET | Actualizado 17/02/2013 14:18 CET

La 'marea blanca', nombre con el que se conocen las marchas en favor de la sanidad pública, se extiende. Hasta ahora, se habían limitado a Madrid, pero este domingo ha llegado también a otras quince ciudades españolas para protestar por los recortes bajo el lema "La sanidad pública no se vende, se defiende".

En la manifestación madrileña, la tercera en lo que va de año en la capital, miles de personas han protestado en el centro de la capital contra los planes de privatización de la gestión de la sanidad pública de esta Comunidad.

La marcha ha arrancado a mediodía desde la plaza de Cibeles, donde el grito más escuchado fue el de "La Sanidad pública no se vende, se defiende", un lema que acompaña a los convocantes de la marcha: los sindicatos de la mesa sectorial de sanidad de la comunidad, la asociación de facultativos especialistas de Madrid y plataformas de trabajadores y usuarios de la sanidad.

"EL CONFLICTO CONTINÚA"

El secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, ha asegurado que el "conflicto aún continúa" porque, además, según ha señalado, hay "nuevas razones que demuestran que lo que plantea el Gobierno (regional) es un error, un fracaso e, incluso, empieza a haber sospechas de que es un negocio".

Por ello, ha pedido al presidente regional, Ignacio González, que retire el plan de privatización de la gestión de hospitales y centros sanitarios, y se siente a hablar con los sindicatos para mejorar el gasto sanitario sin tener que desmantelar la sanidad pública madrileña.

En este sentido también se ha manifestado el secretario general de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez, quien ha reclamado una sanidad pública "garantista y eficiente" y que el Gobierno regional piense en los ciudadanos porque "puede hacer negocio con otras cosas".

BATAS BLANCAS

Los asistentes a la marcha han confluido en la plaza de Cibeles después de realizar un recorrido que han iniciado desde 27 hospitales de la región, y se han dirigido a la Puerta del Sol encabezados por una gran pancarta en la que se puede leer "La sanidad no se vende, se defiende".

Los manifestantes, muchos de ellos ataviados con batas blancas, corean gritos como "Pueblo de Madrid movilízate", "A estos sinvergüenzas párale los pies", "Menos Eurovegas y más enfermeras" o "que no, que no, que no queremos pagar su deuda con sanidad y educación". También portan pancartas con lemas como "Es criminal recortar la sanidad", "Se vende tu salud", "Con tu salud harán caja o tu ataúd" o "Este gobierno perjudica tu salud".

Entre las ciudades que han acogido la manera blanca están Albacete, Logroño, Tolosa, Segovia, Toledo, Almansa y Cuenca. En Barcelona, miles de personas, 8.000 según la Guardia Urbana y 50.000 según los organizadores, se han manifestado en un acto convocado por la Plataforma por el derecho a la salud y la Plataforma sindical unitaria de la Función Pública. Los manifestantes han marchado detrás de una pancarta con el lema 'En defensa de la sanidad pública, ni privatizaciones ni recortes' . En Zaragoza, cerca de 3.000 personas han salido a la calle.

LASQUETTY SE DEFIENDE

A pesar de las protestas, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, asegura que su plan sanitario ha supuesto un ahorro "claro" y que se ejecutará al 100 %, pese a los "bulos" que sindicatos, organizaciones y partidos políticos han contado sobre el mismo "sin ajustarse a la realidad".

"Tengo la sensación de que la manifestación es un intento de seguir estirando un conflicto en interés, no de los ciudadanos, no de la sociedad ni de la sanidad público, sino en interés de quienes la convocan que quieren seguir teniendo un papel o algo que agitar", ha aseverado.

La denominada 'marea blanca' empezó en noviembre pasado, cuando los sanitarios madrileños convocaron huelgas durante cinco semanas, además de encierros y marchas de protesta contra el Plan de Sostenibilidad del Gobierno regional, que pretende privatizar la gestión de seis hospitales y 27 centros de salud, entre otras medidas.

Marea blanca del 7 enero

Mareas blancas en Madrid