POLÍTICA

Los bomberos de A Coruña se niegan a colaborar en un desahucio y la presión popular lo aplaza (VÍDEO)

18/02/2013 18:06 CET | Actualizado 21/02/2013 15:08 CET

La presión popular ha impedido el nuevo intento de la comisión judicial por proceder al desahucio de una octogenaria en la ciudad de A Coruña y ha provocado enfrentamientos entre los manifestantes y un numeroso despliegue policial.

A la presión se han sumado los bomberos, que se han negado a colaborar y han rechazado tirar la puerta abajo para facilitar la entrada de la comisión judicial. Posteriormente, se han subido al camión de bomberos y han mostrado un cartel de STOP Desahucios, ante el aplauso general de los presentes.

Pese a que se había informado de que se aplazaba el desahucio de Aurelia Rey del inmueble en el que reside desde hace años, situado en el número 9 de la calle Padre Feijoo de A Coruña, la comisión ha vuelto al lugar para ejecutar el desalojo. Rey paga 126 euros de alquiler mensuales con una pensión de 356 euros y debía dos mensualidades.

No obstante, las decenas de personas que aún permanecían en el lugar se apostaron frente a la vivienda para intentar impedir el desahucio, lo que originó escenas de tensión con los agentes de la policía. En la movilización para frenar el desalojo ha habido empujones, agarrones y varias personas inmovilizadas y tiradas en el suelo, entre ellos el portavoz municipal del Bloque en el Ayuntamiento de A Coruña, Xosé Manuel Carril, y el portavoz del BNG en el Parlamento gallego, Francisco Jorquera.

La calle Padre Feijoo está situada en el centro de la ciudad de A Coruña y permanece cortada al tráfico. Hasta el lugar se han desplazado cinco furgones de la Policía Nacional, pero también hay agentes de la Policía Local.