Comienza el cónclave para elegir un nuevo papa con algunos cardenales que ya suenan como favoritos. Los mejores posicionados en las apuestas vaticanas son el italiano Angelo Scola y el brasileño Odilo Pedro Scherer, pero otros purpurados también suenan con fuerza.

Los usuarios de la casa de apuestas británica William Hill apuestan por el cardenal italiano Angelo Scola para suceder a Benedicto XVI, con una probabilidad de 3,25 a uno, según señala la propia casa de apuestas.

Scola, arzobispo de Milán, tiene amplios conocimientos en filosofía y teología, una formación que comparte con Benedicto XVI, con quien tiene una amistad de más de 40 años. Además, los expertos coinciden en su interés por el mestizaje de civilizaciones.

La situación ha ido cambiando en los últimos días, ya que hasta hace poco el favorito entre los jugadores era el ghanés Peter Turkson, es en estos momentos el segundo cardenal favorito a ser el nuevo Papa, con una probabilidad estadística de 4,50 a uno.

Este cardenal ghanés ejerce actualmente como presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz y es arzobispo emérito de Cape Coast. A pesar de su fuerte vinculación con África, también es un gran conocedor de la situación del mundo europeo y americano.

El también italiano y actual Camarlengo de la Iglesia, el cardenal Tarcisio Bertone, es el tercer cardenal mejor colocado en la lista de papables con una probabilidad de 5 a uno según William Hill.

Mientras, el brasileño Odilo Pedro Scherer es el americano mejor colocado para ser nombrado Pontífice con una probabilidad de 6 a uno.

Scherer, de 64 años, con una fuerte presencia en los medios. En 2007 fue creado cardenal y nombrado arzobispo de Sao Paulo. Los que le conocen le definen como "un negociador hábil" capaz de resolver conflictos con "vigor y ternura".

Sin embargo, la elección arranca muy dividida, con una lista muy amplia de papables. Y se espera que haya más de una "fumata negra" antes de llegar a un acuerdo entre quién será el nuevo papa.

De esta forma, también suena el italiano Angelo Amato, de 74 años, tiene muchos puntos en común con la de Benedicto XVI: como el Papa saliente, es conocido dentro de la Iglesia como un "erudito" que ha dedicado gran parte de su trabajo a la enseñanza. Además, durante años trabajó estrechamente con Ratzinger dentro de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El arzobispo de Génova, el cardenal Angelo Bagnasco, de 70 años, fue ordenado sacerdote a los 23 años. Es doctor en Filosofía por la Universidad de Génova y, tal y como él mismo destaca, el amplio tiempo que ha enseñado le ha ayudado a enfrentar "incluso los asuntos más candentes de las cuestiones culturales".

Por su parte, el brasileño Joao Braz de Aviz fue llamado a Roma en enero de 2011 por Benedicto XVI para dirigir la Congregación para los Institutos de la Vida Consagrada y un año después fue creado cardenal. Braz de Aviz lleva grabada a fuego su labor como sacerdote de las favelas, que casi le costó la vida al ser utilizado como escudo humano.

Mientras, el cardenal Cláudio Hummes, de 78 años, es el arzobispo emérito de Sao Paulo (Brasil). Ordenado franciscano a los 24 años y con un doctorado en filosofía por el Antonianum en Roma, se especializó en ecumenismo y ha sido una voz crítica contra los abusos en la Iglesia.

También en América Latina, otro papable es el hondureño Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, de 70 años, cardenal arzobispo de Tegucigalpa (Honduras) y presidente de Cáritas Internacional. Es piloto, toca el saxo, habla seis idiomas y su apuesta es "rejuvenecer la Iglesia".

En este mismo continente nació el cardenal argentino Leonardo Sandri, hijo de inmigrantes italianos, que es diplomático y fue el número tres de la Iglesia Católica durante el pontificado de Juan Pablo II. Su nombre sonó en todo el mundo al ser el encargado anunciar la muerte de Wojtyla.

NORTEAMÉRICA Y CANADÁ

En América del Norte, se encuentra Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York, que, a sus 63 años preside la Conferencia Episcopal Estadounidense y en 2012 fue considerado como una de las 100 personas más influyentes por la revista Time. Está adaptado a las nuevas tecnologías y gente cercana con la que ha contactado Europa Press le describe como una persona con un gran sentido del humor.

Asimismo, suena como papable el "solucionador de problemas" --tal y como le describe el obispo castrense de Paraguay, monseñor Adalberto Martínez-- Sean O'Malley. Su vida ha estado marcada por su trabajo con los más necesitados y por su labor en la lucha contra los escándalos de abusos sexuales.

Por otro lado, el cardenal arzobispo de Washington, Donald Wuerl, de 72 años, escribe semanalmente en su blog y, según su diócesis, es conocido por su interés en la educación nacional e internacional y en aspectos como el cuidado de la salud y las organizaciones sociales.

Mientras, en Canadá sobresale el cardenal Marc Ouellet, que ha dedicado su vida a la "transmisión de la fe entre los jóvenes". Ouellet, de 68 años, es prefecto de la Congregación para los Obispos y se ha mostrado siempre "solidario con los pobres", según ha explicado a Europa Press el secretario provincial de Los Padres de San Sulpicio en Colombia, Jaime Alfonso.

PAPABLES DE EUROPA

Por otro lado, el cardenal Jaroslav Dominik Duka, arzobispo de Praga, de 69 años de edad, ha destacado a lo largo de su ejercicio religioso por su defensa de la Iglesia católica durante el régimen comunista checoslovaco, llegando a ser encarcelado.

Pèter Erdö (Budapest, 61 años) es cardenal arzobispo de Esztergom-Budapest y presidente del Consejo de Conferencias Episcopales de Europa. Según ha indicado a Europa Press el profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Navarra Eduardo Molano, Erdö "ha tenido una carrera eclesiástica meteórica".

Y en Austria, sobresale el cardenal Christoph Schönborn, de 68 años, arzobispo de Viena y presidente de la Conferencia Episcopal Austriaca. Quienes han tratado con él le definen como "una persona intelectualmente muy sólida y de mucha categoría humana".

Volviendo a Italia, el cardenal Mauro Piacenza (Génova, 69 años), es hombre de confianza del Papa Benedicto XVI, que le nombró prefecto de la Congregación para el Clero. Es el encargado de atender al medio millón de sacerdotes del mundo y es partidario de hacer un "examen de conciencia" sobre las vocaciones.

Otro italiano es Gianfranco Ravasi, nacido en Merate hace 71 años. Es presidente del Consejo Pontificio para la Cultura y de la Pontificia Comisión de Arqueología Sacra y fue creado cardenal por el Papa Benedicto XVI en noviembre de 2010. Ravasi es considerado un "experto" en el diálogo de la Iglesia con el mundo moderno.

También en Europa, suena el nombre de Jean-Louis Tauran, francés de 67 años que, en caso de no ser elegido, será el encargado de anunciar el famoso 'Habemus Papam' desde el balcón de la Basílica de San Pedro. Es miembro del cuerpo diplomático del Vaticano desde 1975 y preside el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso.

Asimismo, se escucha el nombre del arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin, francés de origen marroquí, que ha dedicado gran parte de su vida religiosa a llevar la palabra de Dios entre los jóvenes, impartiendo catequesis por todo el mundo.

CANDIDATOS ASIÁTICOS Y AFRICANOS

Por su parte, el cardenal cingalés Albert Malcolm Ranjith, de 65 años de edad, se ha caracterizado por una lucha constante en favor de los más pobres. De hecho, durante su estancia en Yakarta, al escuchar la noticia del tsunami en el sudeste asiático llevó ayuda a las poblaciones afectadas. Actualmente, es arzobispo de Colombo y primado de Sri Lanka.

De África, suena como papable el cardenal Robert Sarah, de 67 años, originario de Guinea. Fue creado cardenal por Benedicto XVI que le encomendó la presidencia del Pontificio Consejo Cor Unum, dedicado a la promoción de la fraternidad humana y la coordinación de las organizaciones caritativas de la Iglesia católica.

Mientras, el candidato asiático, Luis Antonio Tagle, conocido entre los jóvenes como 'Chito' es el más joven de los cardenales, con 55 años. Es un distinguido teólogo de sonrisa permanente y una de las voces más representativas del episcopado asiático, capaz de convertir el tema teológico más profundo en comprensible para todo el mundo. Benedicto XVI lo creó cardenal en noviembre de 2012.

APUESTAS SOBRE LA FECHA

Los jugadores también han apostado sobre la fecha en que se conocerá la elección y consideran que el miércoles ya se conocerá la identidad del nuevo Pontífice, con una probabilidad de 2,50 a una, mientras que la posibilidad de que se elija Papa el propio martes es de 3,50 a una. Además, creen que hará falta entre tres y cuatro votaciones, con una probabilidad de 4 a una de que esto ocurra.


Loading Slideshow...
  • <strong>- Angelo Scola (Italia, 71 años) </strong>es un arzobispo de Milán, una plataforma para el papado, y es la principal apuesta de muchos italianos. Experto en bioética, también conoce el islam como responsable de una fundación para promover el entendimiento entre cristianos y musulmanes. Su densa oratoria podría alejar a los cardenales que busquen un comunicador carismático.

  • <strong>- Odilo Pedro Scherer (Brasilia, 63 años) </strong>se ubica como el candidato latinoamericano más fuerte. Arzobispo de Sao Paulo, la mayor diócesis en el mayor país católico, es conservador en su nación, pero en otras partes resultaría moderado. El rápido crecimiento de las iglesias protestantes en Brasil podría no beneficiarle.

  • <strong>Angelo Amato (Italia, 74 años)</strong> tiene una trayectoria muy similar a la de Benedicto XVI cuando llegó al Vaticano: como el Papa saliente, es conocido dentro de la Iglesia como un "erudito" que ha dedicado gran parte de su trabajo a la enseñanza. Durante años trabajó estrechamente con Ratzinger dentro de la Congregación para la Doctrina de la Fe y fue el propio Benedicto XVI quien le nombró cardenal en noviembre de 2010.

  • <strong>Angelo Bagnasco (Italia, 70 años)</strong>fue ordenado sacerdote a los 23 años de edad por el Cardenal Guiseppe Siri y es Arzobispo de Génova desde el año 2000. Bagnasco es doctor en Filosofía por la Universidad de Génova y ha dedicado gran parte de su vida a la enseñanza.

  • <strong>- Joao Braz de Aviz (Brasil, 65 años) </strong>llevó un aire fresco al departamento vaticano de congregaciones religiosas cuando asumió en 2011. Apoya la preferencia por los pobres en la teología para la liberación latinoamericana, pero no los excesos de sus impulsores. Su perfil bajo podría jugarle en contra.

  • <strong>Cláudio Hummes (Brasil, 78 años)</strong> es el arzobispo emérito de Sao Paulo. Ordenado franciscano a los 24 años y es doctor en filosofía por el Antonianum en Roma. Este experto en ecumenismo, ha sido una voz crítica contra los abusos en la Iglesia, sumándose así a las voces que lideraba Benedicto XVI. "Estamos del lado de las víctimas y queremos apoyarles en la recuperación y en sus derechos obtenidos", explicó en un discurso en 2010.

  • <strong>Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga (Honduras, 70 años) </strong>es cardenal arzobispo de Tegucigalpa, la capital de su país, y presidente de Cáritas Internacional. Es piloto, toca el saxo, habla seis idiomas y su apuesta es "rejuvenecer la Iglesia".

  • - Leonardo Sandri (Argentina, 69 años) es una figura "transatlántica", nacido en Buenos Aires de padres italianos. Tuvo el tercer puesto en importancia en el Vaticano como su jefe de gabinete entre 2000 y 2007. Pero carece de experiencia pastoral y su labor supervisando a las iglesias orientales no es una posición de poder en Roma.

  • <strong>- Timothy Dolan, (EEUU, 62 años) </strong>se convirtió en la voz del catolicismo estadounidense tras ser nombrado arzobispo de Nueva York en 2009. Su humor y su dinamismo han impresionado al Vaticano, donde suelen faltar esas características. Pero los cardenales son cautos ante un "Papa de una superpotencia" y su estilo efusivo podría ser demasiado estadounidense para algunos.

  • El cardenal <strong>Sean O'Malley (EEUU, 68 años)</strong> es descrito como "el solucionador de problemas". Doctorado en Literatura Española y Portuguesa, su vida ha estado marcada por el trabajo con los más necesitados y por la lucha contra los escándalos de abusos sexuales, que se extendió en los años 90 por varias diócesis estadounidenses.

  • <strong>Donald Wuerl (EEUU, 72 años)</strong> es el arzobispo de Washington. Doctorado en 1966 en Teología por la Universidad Pontificia de San Tomás, en Roma. Desde entonces ha sido conferenciante de teología y filosofía en varias universidades, incluyendo la Universidad Católica de América, de la que es su actual rector. Este papable se caracteriza por ser un gran amigo de las nuevas tecnologías y las redes sociales: tiene un blog y cuenta en twitter.

  • <strong>- Marc Ouellet (Canadá, 68 años) </strong>es en la práctica el principal director de personal del Vaticano como jefe de la Congregación de Obispos. Alguna vez dijo que convertirse en Papa "sería una pesadilla". Aunque está bien conectado, el laicismo amplio de su Quebec natal podría resultar ser un punto negativo.

  • Cardenal desde 2012, <strong>Dominik Duka (República Checa, 69 años) </strong>destaca por su defensa de la Iglesia católica durante el régimen comunista checoslovaco. En 1968 entró ilegalmente en la orden de los Frailes Predicadores (estaba ilegalizada en el país), fue ordenado en 1970 y cinco años después fue retirado de su oficio por las autoridades y durante quince años tuvo que trabajar como dibujante en una fábrica de coches. Tras eso volvió a ejercer ilegalmente hasta que fue encarcelado.

  • <strong>Pèter Erdö (Hungría, 61 años)</strong> es cardenal arzobispo de Budapest y presidente del Consejo de Conferencias Episcopales de Europa. Líder de la Iglesia húngara, es uno de los primeros obispos del nuevo milenio, nombrado por Juan Pablo II. Quienes le conocen hablan de él como un buen diplomático.

  • <strong>- Christoph Schoenborn (Austria, 67 años) </strong>es un ex estudiante de Benedicto XVI con un acercamiento pastoral que el pontífice no tiene. El arzobispo de Viena figura como papable desde que editó el catecismo de la Iglesia en la década de 1990. Pero algunas posturas cautelosas en materia de reformas y el fuerte disenso de parte de algunos clérigos austríacos no lo favorecen.

  • <strong>Mauro Piacenza (Italia, 69 años)</strong> es hombre de confianza de Benedicto XVI, quien le nombró en octubre de 2010 prefecto de la Congregación para el Clero, la más antigua de la Santa Sede, donde comenzó a trabajar desde 1990. Es el encargado de atender al medio millón de sacerdotes en todo el mundo.

  • <strong>- Gianfranco Ravasi (Italia, 70 años)</strong> ha sido ministro de Cultura del Vaticano desde 2007 y representa a la Iglesia en los mundos de las artes, la ciencia, la cultura e incluso ante los ateos. Este perfil podría perjudicarle si los cardenales deciden que requieren a un pastor experimentado más que otro profesor como Papa.

  • Jean-Louis Tauran (Francia, 67 años) es el cardenal que, de no ser elegido pontífice, tendrá que anunciar el famoso "Habemus Papam". Tauran habla castellano, inglés e italiano y es miembro del cuerpo diplomático del Vaticano desde 1975. De hecho, preside el Pontificio Consejo para el diálogo interreligioso y es el principal encargado de las relaciones con el mundo musulmán.

  • <strong>Philippe Barbarin (Marruecos, 62 años)</strong> es arzobispo de Lyon, Francia. Popular por moverse en bicicleta por Roma, ha dedicado gran parte de su vida religiosa a llevar la palabra de Dios entre los jóvenes, impartiendo catequesis por todo el mundo. Barbarin es miembro de la Comisión Doctrinal de la Conferencia Episcopal de Francia y es rector de la Universidad Católica de Lyon.

  • El cardenal <strong>Albert Malcolm Ranjith (Sri Lanka, 65 años) </strong>se ha caracterizado siempre por una lucha en favor de los más pobres. De hecho, durante su estancia en Yakarta, al escuchar la noticia del tsunami en el sudeste asiático llevó personalmente ayuda a las poblaciones afectadas. Actualmente, es arzobispo de Colombo y primado de Sri Lanka.

  • Robert Sarah (Guinea, 67 años) es uno de los primeros candidatos a convertirse en el primer papa de raza negra. Fue ordenado obispo por Juan Pablo II, quien le dio el sobrenombre de "obispo niño". Benedicto XVI, en 2010, le otorgó la presidencia del consejo dedicado a la promoción de la fraternidad humana, la organización de campañas de ayuda humanitaria ante eventuales desastres y la coordinación de las organizaciones caritativas de la Iglesia católica

  • <strong>- Peter Turkson (Ghana, 64 años) </strong>es el principal candidato africano. Jefe de la oficina de justicia y paz del Vaticano, es el portavoz de la conciencia social de la Iglesia y respalda la reforma financiera mundial. Mostró un video criticando a los musulmanes en un reciente sínodo vaticano, generando dudas sobre qué piensa del islam.

  • <strong>- Luis Tagle (Filipinas, 55 años) </strong>tiene un carisma que se suele comparar con el del fallecido Juan Pablo II. También es un colaborador estrecho de Benedicto XVI tras trabajar con él en la Comisión Teológica Internacional. Si bien tiene muchos partidarios, se convirtió en cardenal en 2012 y los cónclaves son cautos frente a los candidatos jóvenes.

  • A continuación, los cardenales españoles que participarán en el cónclave y son susceptibles de ser elegidos: <strong>Santos Abril y Castelló (Teruel, 1935) </strong>fue designado cardenal por el Papa Benedicto XVI el 18 de febrero de 2011 en un consistorio ordinario público para la creación de 22 nuevos cardenales. Actualmente, es arcipreste de la basílica papal de Santa María la Mayor de Roma.

  • <strong>Antonio Cañizares Llovera (Valencia, 1945) </strong>que fue arzobispo de Toledo y primado de España y que, desde 1995 ha sido miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano. Cañizares fue creado cardenal por Benedicto XVI en el Consistorio del 24 de marzo de 2006.

  • <strong> Lluís Martínez Sistach</strong> el cardenal arzobispo de Barcelona, formará parte del 'cónclave' de los 118 cardenales que elegirán un nuevo Papa para la Iglesia Católica en marzo y que podrán ser también elegidos.

  • <strong>Rouco Varela,</strong> que cumplió 76 años el pasado 18 de agosto de 2012, fue renovado en su cargo al frente de la Conferencia Episcopal Española en marzo de 2011, antes de cumplir los 75 años, edad a la que presentó su renuncia al Papa Benedicto XVI y que, previsiblemente, no se hará efectiva hasta el fin de su mandato de tres años.

  • <strong>Carlos Amigo,</strong> nacido el 23 de agosto de 1934 en Medina de Rioseco (Valladolid), fue creado cardenal por el Papa Juan Pablo II en el Consistorio Ordinario Público celebrado en la Plaza de San Pedro el 21 de Octubre de 2003.