Huffpost Spain

Los 9 momentazos del rey desde la cacería de Botsuana hace justo un año (FOTOS, VÍDEOS)

Publicado: Actualizado:
REY
Rann Safaris

Como una ironía, los españoles conocieron hace justo un año, el 14 de abril de 2012, en el aniversario de la proclamación de la II República, que el rey Juan Carlos había sido operado de urgencia tras romperse la cadera durante una cacería en Botsuana hasta entonces desconocida. Fue el inicio del ‘annus horribilis’ del rey y de la casa Real en el que no ha faltado de nada: imputaciones, caídas, golpes, disculpas...

El rey intentó que su imagen no sufriera un gran desgaste pidiendo disculpas por haberse ido a la cacería en uno de los momentos más delicados de la economía española. Sus palabras están en el recuerdo de todos: "Lo siento mucho, me he equivocado y no volverá a ocurrir". Las palabras las pronunció al ser dado de alta tras la operación. Pero ya nada volvió a ser igual a pesar de que el PP y el PSOE alabaron el gesto del rey, sin precedentes hasta entonces. A pesar de todo, meses después la ONG WWF eliminaba la presidencia honorífica del rey.

Los españoles, ya algo molestos en aquel momento con la monarquía por la imputación del duque de Palma, Iñaki Urdangarin, por el caso Nóos, han ido perdiendo confianza en la Casa Real en el último año, como demostró el sondeo de Metroscopia para El País la semana pasada, que mostró como el apoyo al rey caía, sobre todo entre los jóvenes.

El mal año del rey siguió meses después de la cacería, con una imagen que dio mucho juego en las redes sociales. El dos de agosto, el monarca sufrió un traspié y se cayó al suelo cuando visitaba la sede del Estado Mayor de la Defensa. Aunque posteriormente continuó con normalidad los actos que estaban programados, las contusiones en su cara eran evidentes.

EL GOLPE DEL REY

Polémico fue también el vídeo emitido el 30 de agosto, en el que se ve cómo el rey Juan Carlos da un manotazo a su chófer durante una visita al centro de gestión de tráfico de la DGT en Madrid. El rey, que no llevaba puesto el cinturón de seguridad, se giró hacia su chófer y comenzó a abroncarle por aparcar en un lugar que no le agradaba. Manotazo incluido.

Tema aparte son las dos operaciones a las que se ha tenido que someter el rey tras la cacería en Botsuana. En noviembre, el monarca pasó por el quirófano para implantarle una prótesis en la cadera izquierda y el pasado mes de marzo fue operado de una hernia discal. En esa ocasión, el monarca se llevó un susto al producirse una explosión en la clínica donde se recuperaba.

Pero los mayores golpes para el rey, y para la Casa Real, se han producido en las últimas semanas. Primero, con la publicación por parte del diario El Mundo del testamento de Don Juan, que dejó una herencia de más de mil millones de pesetas. Según esos documentos, tenía 728 millones en 3 cuentas suizas, de los que el rey heredó 375.

Poco después de conocerse todo ello, la infanta Cristina fue imputada por su presunta conexión con el caso Nóos. La decisión llegó después de la publicación de nuevos correos aportados por Diego Torres, exsocio del duque de Palma, en los que Urdangarin pide directamente la mediación de Cristina en casos relacionados con el Instituto Nóos. Uno de ellos decía:

“Aprovecho que estás conectada para enviarte una comunicación de Nóos que tengo pensado enviar. Hay dos versiones. Clientes, colaboradores y amigos. Léelo y dime que piensas please…Ciao”.

También en El Huffington Post

Los momentos del rey
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

Sugerir una corrección